Repunte notable de la sismicidad

Una nueva colada del volcán de la Palma avanza a 70 metros la hora en dirección al mar

  • Si la lava consigue llegar al Atlántico sería la tercera que lo hace tras la colada que formó la fajana y la que ha cubierto ya la playa de Los Guirres

En la imagen, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias observan la desembocadura de las coladas de lava en la costa de Tazacorte desde la montaña de La Laguna. EFE/Miguel Calero

En la imagen, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias observan la desembocadura de las coladas de lava en la costa de Tazacorte desde la montaña de La Laguna. EFE/Miguel Calero

2
Se lee en minutos
EFE

Una nueva colada avanza a 70 metros por hora entre las montañas de Todoque y La Laguna, en dirección al mar que, de alcanzarlo, sería la tercera vez en que la lava consigue llegar al Atlántico tras la colada que formó la fajana y la que ha cubierto ya la playa de Los Guirres.

El Departamento de Seguridad Nacional (DSN) informa de que la aportación de lava del Cumbre Vieja continúa por la zona central y en menor medida por los tubos lávicos hacia los deltas, y desde ayer por la tarde esta nueva colada discurre entre las montañas de Todoque y la Laguna.

Desde la tarde del martes se mantiene un repunte notable de la sismicidad a profundidades intermedias, en número y magnitud.

Esta pasada madrugada el Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha localizado en La Palma 68 seísmos, uno de ellos de magnitud 4,4, a 34 kilómetros de profundidad, con hipocentro en Fuencaliente e intensidad III-IV en una escala de XII.

La Palma registró ayer miércoles más de 300 terremotos, el número más alto en su solo día desde que comenzó la crisis sísmica y posterior erupción del volcán, que cumple mañana dos meses de actividad.

Este repunte se produce después de que desde hace varios días se apreciara una tendencia a la baja en varios indicadores de la actividad del volcán, entre ellos la sismicidad.

Según los expertos, este repunte, unido a la alta emisión de ceniza, que ha hecho que la calidad del aire se sitúe en niveles desfavorables, podría deberse a un reajuste o a una realimentación del sistema.

El volcán de La Palma ha liberado a la atmósfera en dos meses de actividad tanta cantidad de dióxido de azufre (SO2) como el que emitió la actividad humana en los 28 países de la Unión Europea durante todo 2019.

Noticias relacionadas

Es el cálculo que han realizado dos de las instituciones científicas que vigilan los gases que expulsa a la atmósfera la erupción, el Instituto Volcanológico de Canarias y la Universidad de Manchester (Reino Unido), con especial seguimiento del SO2.

Si la emisión se compara con igual periodo de tiempo, 59 días, las cantidades liberadas de dióxido de azufre expulsadas por el volcán de Cumbre Vieja multiplican por siete las emitidas por toda la Unión Europea a lo largo de dos meses.