Conflicto laboral

Barricadas y cortes de carretera ante la negociación enquistada en la huelga del metal de Cádiz

La reclamación fundamental es el incremento del sueldo de los trabajadores

Patronal y sindicatos discrepan en puntos esenciales

2
Se lee en minutos
EFE

La patronal y los sindicatos del sector del metal de Cádiz continúan sentados en la mesa de negociación, en una reunión en la que, tras doce horas de diálogo, aún no ha se ha cerrado un acuerdo que sirva para desconvocar la huelga indefinida que los trabajadores mantienen desde el pasado lunes.

Los secretarios provinciales de Industria de UGT y de CCOO, Antonio Montoro y Juan Linares, y el secretario de la Federación de Empresas del Metal de Cádiz, José Muñoz, están reunidos desde las 17:00 horas de ayer en Sevilla.

La reunión fue convocada ayer por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, a petición de representantes de empresas y trabajadores del sector, que pidieron una mediación para poder llegar cuanto antes a un acuerdo y solucionar así el conflicto laboral en el sector del Metal.

El encuentro está presidido por Ángel Gallego, presidente del CARL, un órgano de concertación y diálogo social permanente en el ámbito de las relaciones laborales, dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta, y al que le corresponde, entre otras funciones, el impulso a la negociación colectiva y el tratamiento de conflictos laborales de Andalucía.

A las 5:00 de esta mañana fuentes sindicales han informado a EFE que los representantes sindicales estaban a la espera de una respuesta de la patronal "al trabajo realizado durante doce horas de reunión", por lo que aún no se ha desconvocado la huelga indefinida.

A su entrada en la reunión Antonio Montoro explicó que su única reclamación es que se acuerde un incremento del sueldo de los trabajadores durante todo el año 2021 igual a la subida del IPC para no perder poder adquisitivo. "Calculamos que la media anual va a estar en el 3,5 o 4 por ciento como mínimo", indicó Montorno.

Noticias relacionadas

Una subida que los empresarios, también a su llegada a la reunión, insistieron en que no pueden asumir debido a que el sector aún arrastra las consecuencias económicas de la pandemia.

Llegan a la reunión con su última propuesta: aparcar las condiciones que lanzaron al inicio de la negociación, como la eliminación de una paga extraordinaria y vigilar un absentismo del 10 por ciento, y establecer una subida del 0,5 por ciento desde septiembre para 2021, del 1,5 para 2022 y del mismo porcentaje para 2023.