Alimento en auge

La OCU pide vigilar el consumo de algas

La organización se hace eco de las recomendaciones sanitarias por contener yodo y cadmio

Preparación de una receta con algas

Preparación de una receta con algas

1
Se lee en minutos
El Periódico

Las algas, un alimento habitual en las cocinas de muchos lugares de Asia, están ganando peso en la alimentación en Occidente, y es fácil encontrarla en los supermercados. Ante el aumento de su consumo, la Organización de Consumidores y Usuarios (la OCU) se ha hecho eco de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, que advierten de que las algas contienen algunos elementos que pueden llegar a provocar problemas: es el caso del cadmio, un metal pesado, o el yodo. por ello, aconsejan mejor consumirlas con moderación.

Al ser muy ricas en yodo se recomienda evitar el consumo de algas o de alimentos que las contengan a las personas con disfunción tiroidea, a las que tomen medicamentos con yodo, a la población infantil y a las mujeres gestantes o en periodo de lactancia.

El cadmio, cancerígeno

Y menos conocido que el yodo es el cadmio, un metal pesado que, en ingestas elevadas, puede producir náuseas, acumularse en el riñón y provocar fragilidad ósea. Además, está clasificado como cancerígeno por la Agencia de Investigación contra el cáncer, y está considerado como mutagénico y tóxico a nivel reproductivo, explica la OCU.

En la Navidad de 2019 se habló mucho del cadmio a raíz de la recomendación de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria de no chupar las cabezas de gambas y langostinos, ya que en esa parte se acumula el cadmio. Pero no es la única fuente: también se debe tener cuidado con el cadmio que llega a nuestro organismo a través de las algas.

Noticias relacionadas

La legislación europea establece niveles máximos de cadmio para algunos alimentos, aunque en el caso de las algas, aún no existe un máximo legal. Pese a ello, la Unión Europea ya está considerando establecer límites legales para metales como cadmio, arsénico y plomo.

Mientras, la OCU aconseja vigilar el consumo de algas teniendo en cuenta, además, que la concentración de cadmio es particularmente elevada en las algas pardas, como el wakame, y en las rojas, como el alga nori.