Estadística de Interior

La ciberdelincuencia sexual creció un 12% en 2020 y un 80% de las víctimas eran menores

  • El confinamiento provocó un descenso de los delitos sexuales pero un aumento del ciberacoso

Concentración de rechazo a la violación cometida el jueves de madrugada en Lleida.

Concentración de rechazo a la violación cometida el jueves de madrugada en Lleida. / Jordi V. Pou

2
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

El confinamiento que trajo consigo la pandemia provocó que, por primera vez desde 2014, las denuncias sobre delitos sexuales disminuyeran en 2020, aunque aumentó el ciberacoso sexual. Los delitos sexuales a través de internet crecieron un 12%, hasta los 2.029 hechos denunciados, lo que supone casi el doble de los registrados en el 2014. Y lo más grave es que casi el 80% de las víctimas eran menores de edad. La mayoría de nacionalidad española (el 91%) y de sexo femenino (el 66%).

Esta son algunas de las conclusiones del ‘Informe sobre los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual en España 2020’, elaborado por el Ministerio del Interior con datos facilitados por las fuerzas de seguridad estatales y autonómicas y publicado este miércoles. La estadística demuestra que los delitos sexuales han sufrido un crecimiento paulatino desde 2014, tendencia que se rompió en 2020 cuando se presentaron 13.174 denuncias, un 14% menos debido, según los expertos, a las restricciones a los movimientos provocadas por la pandemia de covid.

La mayoría de los delitos fueron agresiones y abusos sexuales, el 76%, seguidos de la pornografía de menores (un 5,8%) y el exhibicionismo (un 4,6%).

Los agresores, hombres

Por otro lado, de las 12.769 víctimas de delitos contra la libertad e indemnidad sexual contabilizadas el pasado año, el 85% son mujeres, porcentaje que crece hasta el 92% si se tiene en cuenta solo las violaciones, el acoso sexual y las agresiones sin penetración. En el lado contrario, el 97% de los agresores son hombres, el 86% de edades comprendidas entre los 18 y 40 años de edad y el 67% de nacionalidad española.

Noticias relacionadas

Si bien, sus víctimas suelen ser menores. El 80% en el caso de los ciberdelitos y el 49% en el resto. De hecho, los menores de 18 años y el grupo de 18 a 30 años representan las tres cuartas partes de las víctimas.

Sin relación

El informe indica además que la delincuencia sexual tiene un patrón de estacionalidad, ya que aumenta los meses de verano y disminuye en invierno. Asimismo, muestra que en dos terceras partes de los hechos investigados los autores y las víctimas no tenían relación alguna. No obstante, el 16% de los delitos contra mujeres se lleva a cabo por sus parejas o exparejas y el 21% en el entorno laboral, de amistad o vecindad.