Erupción

Las primeras 30 viviendas modulares de madera para los afectados de La Palma ya están en El Paso

  • El Ejecutivo regional refuerza con 900.000 euros las ayudas para los afectados por el volcán

Modelo de casa de madera adquirida por el Gobierno de Canarias.

Modelo de casa de madera adquirida por el Gobierno de Canarias. / E. D.

4
Se lee en minutos
El Día / Agencias

El viceconsejero de la Presidencia del Gobierno de Canarias, Antonio Olivera, detalló esta tarde tras el Consejo de Gobierno, las medidas adoptadas hasta ahora por el Ejecutivo autonómico para ayudar a los afectados por la erupción del volcán de La Palma. Entre las principales novedades, Olivera resaltó la aportación, a corto plazo, de 900.000 euros más de ayudas desde la consejería de Derechos Sociales, cifra que se suma a los 320.000 euros regionales ya distribuidos entre los consistorios afectados y que se reforzará con 5 millones de euros previstos desde el Estado, que se canalizarán a través de este departamento autonómico.

Olivera también destacó que ya se encuentran en el municipio de El Paso las primeras 30 viviendas prefabricadas de las 200 que adquirirá el Gobierno para familias damnificadas por la erupción. Estos 30 primeros prefabricados se sitúan ya en esa localidad, al ser la primera que ha anunciado la cesión de suelo para su ubicación.

Además, el Gobierno escrituró esta mañana, ante notario, la compra de las 18 viviendas anunciadas, que se completarán a medio plazo con otro lote de unas 45 y con nuevas incorporaciones hasta finales de año para un total de 107 en esta fase, que es la cifra contemplada en el calendario hecho público hasta ahora.

Tanto los prefabricados como estas casas adquiridas forman parte de las soluciones habitacionales provisionales a la espera de ir obteniendo los terrenos necesarios para garantizar uno de los grandes objetivos a largo plazo: el arraigo de los afectados en zonas lo más cercanas posibles a sus anteriores mediante viviendas definitivas. Según indicó el viceconsejero de Presidencia, el Gobierno mantiene negociaciones con los municipios de Los Llanos de Aridane y Tazacorte para disponer de suelo para dichos prefabricados cuanto antes.

La adquisición de este primer lote casas modulares de madera se ha realizado a través del Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) tras llegar a un acuerdo con una empresa especializada en este tipo de viviendas y tras examinar las propuestas de decenas de compañías del sector.

Las cajas con las 30 viviendas modulares aún desmontadas se encuentran ya en un almacén que la empresa suministradora tiene en el propio municipio de El Paso.

Estas casas, la mayoría de ellas de tres dormitorios, están fabricadas en madera de abeto nórdico, con una superficie de 74 metros cuadrados construidos, y cuentan con las tres habitaciones ya señaladas, además de salón cocina, baño y aseo. Interiormente todas ellas están terminadas con aislamiento térmico y pladur y un parquet laminado.

De ladrillo

Para esta fase de transición la Consejería ha adquirido ya un primer lote de 18 viviendas ya construidas en pisos cuya compra ante notario se ha formalizado esta semana, tal y como ha anunciado el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, este jueves en el Parlamento de Canarias.

Este lote de 18 viviendas de ladrillo se encuentra ubicado en los municipios de Tazacorte y Fuencaliente y se ha destinado una partida de 1,1 millones de euros.

"Hoy, además, podremos contar con la baremación social del comité técnico constituido en La Palma para designar a las primeras familias que podrán alojarse en estas viviendas, yo espero, en los próximos días", señaló.

El consejero recordó que existe un plan de actuación para hacer frente a la emergencia habitacional que sufren decenas de familias en La Palma, dividido en tres fases.

La primera de esas fases, la de atender la emergencia inicial, ya está en marcha desde hace más de un mes con el alojamiento de los desalojados en hoteles y casas de familiares.

Fase de transición: tres o cuatro meses

"Como ya anuncié la semana pasada en el Parlamento, empezaremos entre esta semana y la próxima a poner en marcha la fase de transición de estas familias que están en este momento alojadas en los hoteles o que están viviendo con familiares para que poco a poco vayan a esas viviendas prefabricadas o viviendas compradas, un proceso que no se va a culminar de la noche a la mañana. Como expliqué entonces, es una fase que va durar de tres a cuatro meses porque las viviendas hay que buscarlas, adquirirlas, habilitarlas y luego baremar a las familias más necesitadas", apuntó.

El consejero recalcó que queda una tercera fase que se iniciará cuando esas familias accedan a una vivienda de forma definitiva.

"Sabemos que eso no va a ser antes de cuatro años. Lo hemos explicado, lo hemos dicho públicamente, y especialmente a los afectados. Y el trabajo social que se está haciendo en este momento de La Palma en relación con los afectados, es enorme, de explicarles con claridad cuáles son los pasos que hay que dar a la hora de buscar una solución definitiva la vivienda", detalló.

130 inscritos en el registro único

Noticias relacionadas

Olivera también destacó el paso dado desde ayer con la incorporación del registro único. Durante la primera jornada de vigencia, un total de 103 personas se inscribieron en este recurso de forma presencial en la Oficina Única de atención al afectado, ubicada en la Casa de Massieu, de Los Llanos de Aridane. Además, otras 27 lo hicieron de forma telemática y Olivera espera mantener este ritmo hasta incluir a entre 700 y 900 en el primer cierre que se haga del listado, previsto para el próximo martes.

El viceconsejero subraya la importancia de este registro y del sitio web creado www.infovolcanlapalma.org con el fin de agilizar al máximo las ayudas y toda la información sobre el volcán. Según recalcó, el objetivo pasa por reducir al mínimo las gestiones de las personas afectadas y que las administraciones puedan acceder a sus datos una vez den su consentimiento y a través de una única presentación de documentos.