La erupción continúa

La lava del volcán de La Palma discurre por las coladas ya creadas sin provocar más daños

  • La superficie sepultada aumenta en dos hectáreas en las últimas 24 horas v La calidad del aire en el valle sigue "muy desfavorable"

La lava del volcán de La Palma discurre por las coladas ya creadas sin provocar más daños
8
Se lee en minutos
Alberto Castellano

La mejor noticia que pueden recibir los palmeros hoy en día es que la intensa lava que sigue expulsando el volcán discurre sobre las coladas ya creadas sin provocar nuevos destrozos a su paso. La superficie sepultada por el material emanado desde los diferentes conos apenas se incrementó en la jornada del pasado miércoles en 2 hectáreas, la cifra más baja de las últimas semanas. A ello se unen los parámetros con los que se monitorizan la erupción, que mantienen una tendencia a la baja, con especial incidencia en el tremor -que recoge el ruido que hace el magma cuando sube por los conductos- cuyo valor tuvo un importante descenso en la tarde de ayer.

El comité científico del Pevolca apuntó en su informe diario que los niveles de actividad en el cono son muy variables a lo largo del día, «con pulsos ocasionales y elevada tasa de emisión de lava». El material magmático solidificado avanza en dirección oeste desde los diferentes cráteres, con alguno rebosos puntuales de los tubos y canales volcánicos preexistentes, ocultando las islas que se habían salvado del paso previo de las coladas.

El director técnico del Pevolca, Rubén Fernández, declaró que «hay cierta estabilidad» en el avance de los diferentes frentes. El portavoz explicó que las zonas que aún reciben aporte de lava eran la 3 (que llega hasta la fajana de la playa de Los Guirres), 6 (la que discurre al norte de la montaña de Todoque) y 11 (la última lengua formada y que amenaza a la carretera LP-211), pero que «no» se había registrado «un aumento notable de la superficie de afección por las coladas». Fernández detalló que sólo se había incrementado en 2 hectáreas antes de ayer, por las 4 del martes, hasta alcanzar un total de 983,44. El escaso crecimiento de las diferentes zonas a lo largo de estos dos días se ha visto traducido en un menor daño en edificios y fincas. La que más preocupa vuelve a ser la 11, que se encuentra parada a 100 metros de la carretera que une Todoque con Las Manchas y que, en caso de ser engullida, reduciría los accesos a la localidad turística de Puerto Naos a una carretera comarcal de un solo carril. Ante esta posibilidad, el Cabildo ya ha iniciado los trabajos para habilitar la vía a vehículos de gran tonelaje.

La estabilidad de la que habló Fernández se ve reflejada también en los aspectos técnicos con los que se monitorizan el comportamiento del volcán, que desde hace unos días se encuentran en una lenta tendencia positiva. Entre ellos destaca el tremor, que en la tarde de ayer volvió a descender a valores del pasado 17 de octubre después de un ligero incremento durante la primera mitad del día. La directora del Instituto Geofísico Nacional, Carmen López, indicó que este parámetros se encuentra en un nivel «medio», aún por encima del registros que atisbaría un posible final de la erupción.

Otro de los parámetros que los científicos continúan analizando para tratar de intuir la etapa en la que se encuentra el proceso volcánico es el dióxido de azufre en el pancho volcánico, que el miércoles volvió a tener un aumento con 29.400 toneladas diarias -el día anterior fue de 9.600-. Pese a este «pulso de emisión», López recalcó que la evolución temporal que recogen los satélites «sigue reflejando una tendencia descendente». En cualquier caso, ambos registros están muy lejos de las 500 toneladas diarias que anunciarían el final de la erupción.

La sismicidad también muestra una evolución descendente a lo largo de la última semana. Y es que, por primera vez, los terremotos detectados en la franja entre las 00 y las 20 horas no superaron el centenar, quedándose en 86, por los 102 del miércoles y los 120 del martes. Asimismo, el de mayor magnitud fue de 3,6 en la escala mbLg, un valor sensiblemente inferior al seísmo de 5 que se registró durante la mañana del miércoles. Todos ellos se produjeron a una profundidad media, de entre 9 y 15 kilómetros, excepto cuatro que se encontraban a más de 20 kilómetros. Por su parte, la deformación del terreno no ha mostrado variación alguna.

Las novedades negativas volvieron a llegar desde la calidad del aire. Si bien el dióxido de azufre en localidades como Los Llanos o Puntagorda se redujo hasta situarse en niveles buenos, las partículas menores de 10 micras, las relacionadas con la emisión de cenizas y conocidas como PM10, se mantienen por sexto día consecutivo en niveles «muy desfavorable» o «extremadamente desfavorable» que impiden a los ciudadanos de Los Llanos de Aridane retomar una cierta normalidad dentro del proceso eruptivo. No obstante, a lo largo de este jueves se mantuvo en torno a los 150 micrómetros, con una ligera tendencia a la baja a última hora de la tarde cuando se alcanzaron los 120. Estos datos, sin embargo, duplican los 50 que establecen una calidad del aire buena. Por ello, el Pevolca recalca cada día las recomendaciones de usar mascarillas FFP2 si se está en la calle y evitar realizar cualquier tipo de actividad física al aire libre.

Los pronósticos, en cualquier caso, son halagüeños, según señaló Rubén Fernández en la habitual rueda de prensa. «La previsión es que durante las próximas horas estas condiciones se mantengan o mejoren», dijo. Esto hizo que el Pevolca anunciara que en los colegios e institutos de los municipios de Los Llanos de Aridane, El Paso, Tazacorte, Tijarafe y Puntagorda se retomarían hoy las clases presenciales, tras tres días online, aunque con restricciones: «Permanecerán en el interior de las aulas». Esta decisión, en cambio, fue corregida de inmediato por la Consejería de Educación, que informó de que las clases en los centros de los citados municipios continuarán impartiéndose este viernes de forma telemática.

Esas previsiones de mejoría de las condiciones del aire llegan acompañadas de los vientos alisios, que desde el miércoles se encuentran presentes en la Isla y que han permitido que el aeropuerto de La Palma opere con normalidad. Rubén Fernández afirmó que estos vientos soplarán con intensidad «moderada» durante la jornada de hoy. A ello se une la inversión térmica, que si bien en el día de ayer era «inexistente», durante este viernes se situará en torno a los 2.000 metros de altura por lo que «no influirá en la calidad del aire». Aunque, aclaró, todo dependerá de las emisiones del volcán.

Asimismo, el director técnico del Pevolca presentó un nuevo plan de regulación del tráfico para mañana, sábado, en las carreteras próximas al volcán ante la previsión de un aumento de visitantes. El comité de seguridad decidió que la circulación, entre las 17 y las 22 horas, será únicamente de subida por las vías LP-2 y LP-3 entre Los Llanos y Tajuya, y de bajada por la carretera de Hermosilla. Fernández adelantó que en función de lo que ocurra mañana se decidirá si se vuelve a utilizar las guaguas lanzaderas entre Breña Alta y El Paso, que durante el pasado puente de Todos los Santos fue utilizada por 5.000 personas.

En cuanto a los albergados, el director técnico del Pevolca detalló que aún hay 460 desalojados en dos hoteles, 5 más que el día anterior. De estos, 393 están en Fuencaliente y 67 en Los Llanos de Aridane. Además, 43 personas dependientes se encuentran en centros sociosanitarios del Cabildo de La Palma. Sobre el realojo de los afectados, el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, anunció ayer en el Parlamento de Canarias que el Ejecutivo ya ha adquirido las 30 primeras viviendas modulares de madera para hacer frente a la emergencia habitacional en la Isla. Este primer lote, de las 200 que se prevé adquirir, ya se encuentra disponible en un almacén de El Paso para su instalación en una parcela propuesta por el ayuntamiento de este municipio en el caso de que este terreno cumpla con las condiciones necesarias para este tipo de construcciones. Además, el Consistorio deberá proceder a la cesión del suelo a la Consejería tras la formalización de los correspondientes acuerdos plenarios del ayuntamiento, comentó ayer el consejero en comisión parlamentaria.

Noticias relacionadas

Estas viviendas están fabricadas en madera de abeto nórdico, con una superficie de 74 metros cuadrados construidos, y cuentan con tres habitaciones, además de salón cocina, baño y aseo. Interiormente todas ellas están terminadas con aislamiento térmico y pladur y un parquet laminado, informó la consejería en un comunicado. “A medida que los ayuntamientos nos van cediendo suelo iremos instalando las viviendas, pero necesitamos suelo para poder instalarlas y eso no depende sólo de la voluntad del Gobierno, depende de que ese suelo sea óptimo para poder inmediatamente instalar esas viviendas prefabricadas que ya hemos empezado a comprar”, informó Franquis.

Por otro lado, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, acudirá hoy a La Palma por sexta vez desde que se inició la erupción para mantener un encuentro con el sector del plátano, uno de los más afectados por el volcán. Sánchez, quién estará acompañado por sus homólogos en el Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y en el Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata; participará primero en la reunión del comité director del Pevolca que se celebrará en Santa Cruz de La Palma para, a mediodía, citarse con representantes del citado sector en la Casa de Salazar.