Novedad editorial

El abogado de policías que emula a Hitchcock

  • José María Fuster-Fabra ha representado ante los tribunales de justicia a más de 500 agentes y ahora publica su obra de ficción 'Tu refugio en el infierno' 

José María Fuster-Fabra, en su despacho, con el manuscrito del libro y un ejemplar / Zowy Voeten

José María Fuster-Fabra, en su despacho, con el manuscrito del libro y un ejemplar / Zowy Voeten / Zowy Voeten

3
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

"Me llamo Francisco de Borja Alba de Lauria y Montforte, marqués de Gules, pueden llamarme Fran, para abreviar, y soy, sí, soy, inspector del Cuerpo Nacional de Policía de la Jefatura de Barcelona". Así describe el abogado penalista barcelonés José María Fuster-Fabra al personaje de su novela 'Tu refugio en el infierno' (Editorial Espasa), una incursión en la novela negra policiaca y en esa Barcelona del buen comer y mejor beber: Haddock ("su ambiente de camarote favorecía la intimidad y las confidencias"), del Dry Martini ("el templo mundial de la coctelería"), El Nuba ("donde juntaba lo mejor de Barcelona") y el Salamanca ("resulta difícil para un poli visitar Barcelona y no pensar en una comida o cena en el Salamanca"). En el libro salen a relucir rasgos de personajes reales. Y como hacía en sus películas Alfred Hitchcock, él también aparece en el papel de un veterano abogado y amigo del policía marqués. Fuster-Fabra no disimula que es él. Las letras FF no dejan lugar a dudas.

Este abogado penalista se estrena en los relatos de ficción con una obra en la que aborda temas de candente actualidad, como la corrupción, el narcotráfico, a prostitución de lujo, la relación entre los diferentes cuerpos policiales y del día a día de los agentes con los letrados y el mundo de la justicia. No en vano, Fuster-Fabra ha representado a más de 500 agentes, desde generales de la Guardia Civil, pasado por policías y mossos. Este abogado y doctor en Derecho ha participado en los juicios más relevantes contra ETA y el terrorismo islamista, y ha interrogado, cara a cara, a algunos de sus miembros más sanguinarios. 

Esa experiencia con los cuerpos de seguridad del estado, permite al autor del libro bajar a la cocina de las investigaciones, desentrañar la personalidad del inspector "a secas" Fran, policía y sempiterno perseguidos de falsas, y del otro personaje: Irene Serrano, una abogada con doble nacionalidad española y colombiana que ha luchado para alcanzar el estatus que tiene en la profesión. Su destino se cruza con el de Fran cuando este investiga la muerte de Mariela Vegas, una prostituta de un club de alterne de lujo, también con doble nacionalidad, asesinada en Colombia. Sus ramificaciones en Barcelona implican a policías, guardias civiles, mossos, abogados, fiscales, jueces y políticos corruptos.

Un agente "un punto canalla"

Noticias relacionadas

Fuster-Fabra siempre ha sido un abogado inquieto. El covid y el confinamiento frenaron su hiperactividad profesional. "Durante la pandemia estaba aburrido. Fue entonces cuando empecé a escribir a pluma la novela. Me acordé de un policía que hace años vino a mi despacho. Era muy peculiar y elegante, el garbanzo negro de una familia. En mi libro lo convertí en un policía marqués" y "un punto canalla", explica. El otro personaje principal, Irene, es un homenaje a las mujeres abogadas (en su despacho él es el único varón). Retrata a una letrada hecha a sí misma y luchadora que aprende a tratar a los hombres por ser hincha de un club de fútbol. Y ahí aparece el Espanyol, el equipo del que es forofo Fuster-Fabra. "Este personaje es una mezcla de las mujeres que he conocido en mi vida profesional", precisa el escritor.

En el libro, subraya el abogado, "hay una parte importante de la experiencia de mi trabajo cotidiano a la hora de describir cómo trabajan los policías o el de jueces y abogados . Lo que dicen es cierto: Cuando escribes tu primera novela tiendes tendencia volcar a los personajes cómo eres tú, y yo soy consciente de que volcaba en el personaje muchas cosas mías. Para tomar distancia de esto, me creé como personaje en la novela". Ese es FF, su doble.