Fenómeno audiovisual

Los ataúdes de "El juego del calamar" llegan a los cementerios

  • Los sarcófagos rosas de la serie de Netflix son una de las novedades de la feria del sector que se celebra en Valencia

  • La muestra también recrea el sarcófago de Tutankamon o urnas hechas con posos de café

Los ataúdes de ’El juego del calamar’ crean tendencia en el sector funerario.

1
Se lee en minutos
EFE

La decimosexta edición de Funermostra, la Feria Internacional de Productos y Servicios Funerarios de Valencia, ha abierto sus puertas con las últimas novedades del sector, marcadas por la innovación y la sostenibilidad pero también con guiños a tendencias actuales, como la serie El juego del calamar".

Los ataúdes que se pueden ver en esa producción de la plataforma Netflix, uno de los fenómenos audiovisuales del año, tienen también su hueco desde este miércoles en Feria Valencia y sus característicos lazos rosas destacan en el expositor de la firma valenciana Arcae. Según la organización del certamen profesional que se celebra hasta el viernes, también se muestran otras curiosas novedades, como la recreación del sarcófago de Tutankamon (también de Arcae) o unas urnas hechas íntegramente de posos de café, de la cooperativa Ecoinvéntame.

Productos innovadores

"Estamos satisfechos con la afluencia de profesionales del sector, que han venido a ver el escenario del cambio", ha asegurado el presidente de Funermostra, José Vicente Aparicio, que ha explicado que se han cumplido los objetivos principales: mostrar alternativas más verdes y sostenibles "esenciales ante la crisis medioambiental", ser más diversos y aprender de la experiencia vivida "ante una situación tan extrema como ha sido el covid".

Funermostra ha creado un pequeño lago para "mostrar que es posible tener una opción más verde en los cementerios". En este espacio, una artesana construía 'in situ' urnas en forma de piedra para depositar las cenizas al pie del estanque.

Inhumación y cremación

Noticias relacionadas

También se ha celebrado una mesa redonda en la que se han presentado alternativas a la inhumación y a la cremación: la hidrólisis alcalina, que consiste en disolver en un tanque los restos mortales, o la criomación, que consiste en congelarlos; ambas opciones son más ecológicas pero todavía no están reguladas en España, remarcan desde la organización del certamen.