Club de Educación y Crianza de EL PERIÓDICO

Un 'máster' MBA para niños

  • Unos empresarios de Granada crean MBA kids, una iniciativa para fomentar el aprendizaje de la cultura financiera y empresarial en la infancia, algo también incluido en la nueva ley de educación

Una niña, realizando unos ejercicios de matemáticas

Una niña, realizando unos ejercicios de matemáticas / José Luis Roca

4
Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza.

Escribe desde Madrid

ver +

Niños y niñas 'estudiando' un 'máster'. No uno cualquiera, un MBA (Master of Business Administration). Se llama MBA kids y en breve empieza su andadura en Granada. Muchas voces alertan de las agendas sobrecargadas que tienen los más pequeños, pero los impulsores de la iniciativa están convencidos de que el 'máster' -que, en realidad, no deja de ser un taller- inculca valores necesarios, como el trabajo en equipo y el valor de las cosas.

MBA kids es un proyecto que nace de tres miembros de la asociación Jóvenes Empresarios de Granada: Antonio Martínez Jiménez, Sergio Oya Valverde y José Antonio Martínez Amat. Los tres llevan mucho tiempo hablando de “la falta de implicación y actitud” que, en su opinión, tienen los jóvenes que se lanzan al mercado laboral. “Están formados, sí. Incluso con título universitario. Pero les falta eso que nosotros llamamos sentir los colores”, explica Martínez Amat, máximo responsable de una empresa familiar de construcción.

A su juicio, se trata de un mal endémico de las nuevas generaciones. “La raíz del problema es que ni colegios ni institutos insisten en la enseñanza de determinados valores y actitudes. Por ejemplo, hablar en público, preparar una presentación, liderar un proyecto, trabajar en equipo, el valor de las cosas, gestionar el fracaso, así como aprender a recibir órdenes o darlas”.

Aunque el debate está abierto porque muchas voces alertan de las 'agendas de ministros' que empiezan a tener los niños y las niñas con las extraescolares (todo un clásico del curso y el fenómeno que explica la compatibilidad de horarios escolares con los laborales de padres y madres), los tres jóvenes empresarios han decidido crear MBA kids, una escuela de negocios infantil. Básicamente, se trata de actividades lúdicas y extraescolares para inculcar en los más pequeños nociones de cultura empresarial y financiera. Todo ello a través del juego.

Competencia financiera

La nueva ley de educación incorpora en Secundaria como asignatura optativa Economía y emprendimiento, en la que los estudiantes aprenderán conceptos económicos y financieros. El último informe PISA constata una carencia al respecto: el rendimiento medio en competencia financiera de los alumnos y alumnas españoles es significativamente inferior al promedio de los países que pertenecen a la OCDE: 492 puntos frente a 504.

El informe destaca que tanto en España como en el promedio de la OCDE, alrededor del  94% del alumnado declara que ha obtenido información relacionada con las finanzas de sus progenitores. La segunda fuente es internet, con porcentajes del 70% (España) y del 77% (promedio de la OCDE).

Taller piloto

Martínez Amat y sus socios lanzaron MBA kids a mediados de septiembre y en dos semanas se agotaron las 24 plazas para el primer taller que empieza ahora en Granada. Hay lista de espera. Bautizado como 'Despega', y desarrollado por pedagogas y empresarias, el proyecto piloto consiste en cuatro jornadas (todos los sábados de noviembre) en las que durante dos horas y media, los chavales y chavalas tendrán que asumir y gestionar un proyecto empresarial: la creación y la venta de un perfume. 

Se les dividirá por edades, de 7 a 9 años y de 10 a 12, y comenzarán a dar todos los pasos empresariales: conocer las materias primas, trabajar en equipo, apostar por unos aceites esenciales concretos, diseñar el envase y el logo, desarrollar la marca, y vender el nuevo perfume. No hay dinero real, pero sí puntos, con los que poder comprar las cosas necesarias. A más puntos, mejores materiales.

Una vez que 'Despega' se haya celebrado en Granada, el taller se importará el año que viene a otras ciudades: Málaga, Sevilla, Valencia y Madrid. El objetivo de los empresarios es convertir MBA kids no en un taller puntal sino en una actividad extraescolar más que dure todo el curso académico. “La cultura financiera y empresarial no solo se debería dar en las escuelas de negocios sino a edades tempranas”, destaca el responsable del proyecto.

La pregunta es evidente. ¿No es mejor para los niños y las niñas que jueguen en su tiempo libro en lugar de ‘cursar’ un máster? ¿Dónde queda el necesario aburrimiento en agendas tan apretadas? “No hay por qué elegir una cosa u otra. Todo es compatible. Te puedes ir a montar en bici el sábado con tus padres o pasarte toda la tarde en el parque con los amigos y, además, hacer este tipo e actividades extraescolares”, responde el empresario, que también es padre primerizo.

Noticias relacionadas

Martínez Amat destaca que el público potencial del proyecto son hijos e hijas de empresarios, empresarias, directivas y directivos, familias que ya viven algo inmersas en la cultura financiera y empresarial. Los padres y las madres de los estudiantes estarán, de hecho, involucrados también en los talleres. “A los niños y a las niñas hay que darles libertad. No pretendemos que los alumnos y alumnas salgan de esta actividad queriendo ser empresarios. Nuestros objetivo es que adquieran competencias que, seguro, les serán de mucha utilidad en el futuro con independencia del trabajo que tengan”.

Club de Educación y Crianza

En el Club de Educación y Crianza de EL PERIÓDICO queremos compartir ideas, experiencias, tendencias, preguntas y respuestas sobre la maternidad y la paternidad. Si tienes niños pequeños o adolescentes, este es tu sitio. Olga Pereda modera una comunidad en la que caben todos: papás, mamás, abuelos, tías, pedagogos, maestros…


Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias. Entre todos crearemos un espacio para acompañarnos en la apasionante y complicada tarea que supone criar y educar.