Exploración espacial

Lucy inicia su viaje de 12 años para descubrir el origen del Sistema Solar

  • La misión de NASA despega este sábado rumbo a una inexplorada región de nuestro vecindario espacial

  • La nave ha sido bautizada en honor al icónico fósil hallado en Etiopía, que a su vez tomó el nombre de la célebre canción de los Beatles

Lanzamiento de la nave espacial Lucy de la NASA, sobre un cohete Atlas 5 de United Launch Alliance desde Cabo Cañaveral

Lanzamiento de la nave espacial Lucy de la NASA, sobre un cohete Atlas 5 de United Launch Alliance desde Cabo Cañaveral / Thom Baur / REUTERS

5
Se lee en minutos
EFE

La misión espacial Lucy se ha despedido de la Tierra para emprender una misión de doce años hacia los lejanos asteroides troyanos; una región no explorada de nuestro vecindario espacial donde podría haber información clave para comprender cómo se formó el Sistema Solar hace 4.500 millones de años. Este ambicioso proyecto de la agencia espacial estadounidense NASA ha arrancado este sábado como la primera misión de la historia dedicada a estudiar estos misteriosos cuerpos celestes.

Tras crear una gran expectativa, el arranque de la misión contó hoy con un amanecer espléndido en la costa este de Florida (EE.UU.), donde se produjo el lanzamiento. El despegue se produjo a las 5.34 locales (9.34 GMT) desde el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, Florida (Estados Unidos). Cientos de personas se reunieron a las afueras del recinto para observar el momento. El momento de la separación del cohete y tras el despliegue de los dos paneles solares de siete metros de largo, que confirmaba el funcionamiento de la nave, fue recibido con una ovación de aplausos.

El primer informe técnico explica que, a bordo de un cohete Atlas 5 de la empresa United Launch Alliance (ULA, en inglés), la nave espacial ha iniciado su viaje por el espacio sin problema alguno. Los engranajes de la misión han funcionado a la perfección, algo que ha emocionado enormemente al equipo de científico de Lucy.

La grandeza del espacio

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, afirmó en ese momento en Twitter: "Lo crea o no, la Misión Lucy está más cerca de Júpiter ahora que cuando llegue a los asteroides troyanos. ¡El espacio es muy grande!", enfatizó, emocionado, tras el despegue de esta histórica misión.

Sonda Lucy. Nave que va a explorar los asteriodes troyanos en la órbita de Júpiter

Según el sitio web del proyecto, Lucy será la primera nave en explorar una población de pequeños cuerpos conocidos como troyanos, o lo que es lo mismo, asteroides exteriores del Sistema Solar que orbitan alrededor del Sol "enfrente" y "detrás" del gigante y gaseoso planeta Júpiter. Estos cuerpos celestes se encuentran justo entre el gigante gaseoso del sistema solar y el mismísmo Sol.

En su misión, Lucy seguirá a un asteroide del cinturón principal entre Marte y Júpiter y a siete troyanos, pequeños remanentes del Sistema Solar primitivo atrapados en órbitas estables y agrupados en dos "enjambres" que guían y escoltan a Júpiter en su camino alrededor del Sol. Según explica el equipo científico de la misión, los siete asteroides troyanos son el binario Patroclus/Menoetius, Eurybates, Orus, Leucus, Polymele y el asteroide del cinturón principal Donald Johanson.

Descifrar nuestra historia

"Estos cuerpos primitivos contienen pistas vitales para descifrar la historia de nuestro Sistema Solar e incluso pueden informarnos sobre los orígenes de los materiales orgánicos e incluso de la vida en la Tierra", detalla la agencia espacial estadounidense.

La nave estudiará a los asteroides en pocos minutos, mientras los sobrevuele en la distancia más cercana que será de un promedio de unos 1.000 kilómetros por hora. Para ello, va equipada con los instrumentos L'TES, L'Ralph, y L'LORRI, que recopilarán los datos necesarios para intentar desvelar los misterios de la formación de los planetas.

De acuerdo con la NASA, Lucy utilizará sus sensores remotos en siete asteroides troyanos diferentes para abordar objetivos científicos como "geología de superficie", "color y composición de la superficie" y buscará anillos y satélites de los asteroides troyanos.

Nombre de un fósil (y de una canción)

La misión lleva el mismo nombre del fósil Australopithecus Afarensis, de más de tres millones de años, que fue descubierto en 1974 en Etiopía y bautizado como la canción de los Beatles, "Lucy in the sky with diamonds". Aquel fósil, conocido con el cariñoso apodo de Luy, fue un hallazgo clave para el estudio de la evolución humana y, ahora, esta misión espacial puede ser una oportunidad única para entender los orígenes planetarios y quizás para averiguar cómo la vida llegó a la Tierra.

"El espacio es grande. Realmente grande. Y viajar distancias tan lejanas lleva mucho tiempo. Pasarán seis años antes de que la Misión Lucy finalmente alcance su primer asteroide troyano. Manténgase en contacto con el viaje de Lucy creando el suyo", recuerdan desde la NASA.

Cápsula del tiempo

Desde principios de este mes de octubre, la agencia estadounidense ha venido tentando a los amantes del espacio a que participen de muchas maneras en la misión. Por ejemplo, ha invitado a los curiosos a construir su propia cápsula del tiempo, pues la nave lleva consigo una cápsula del tiempo con mensajes inspiradores de pensadores y poetas laureados de distintas nacionalidades. También ha facilitado un "pasaporte de lanzamiento virtual" para los curiosos.

Noticias relacionadas

"¿Dónde estarás y qué harás en agosto de 2027? ¿Y en marzo de 2033? La NASA sabe exactamente dónde estará la nave espacial Lucy: ¡volando por asteroides troyanos nunca antes explorados!", afirma la agencia mientras invita a marcar "hitos" de Lucy en el calendario de los seguidores.

Por ejemplo, el 20 de abril de 2025 "Lucy pasará volando por el asteroide del cinturón principal (52246) Donaldjohanson" y el 12 de agosto de 2027 "tendrá su primer encuentro no con uno, sino con dos asteroides troyanos: Eurybates (3548) y su satélite, Queta", detalla la NASA. La misión finalizará oficialmente en 2033 pero Lucy continuará "orbitando el Sol, pasando a través de los enjambres de troyanos alternos durante cientos de miles, si no millones, de años", proyectó la agencia espacial.