Asuntos Internos

El expolicía detenido por corrupción 'fichaba' a mossos en activo para su empresa privada

  • Un juzgado de Rubí ha ordenado el arresto de Marc Fortiana y de tres agentes por los delitos de soborno, revelación de secretos o robo con fuerza

  • Tanto Fortiana como al menos otro de los implicados en esta presunta trama son antidisturbios de la ARRO del cuerpo catalán

Marc Fortiana, empresario y exmosso detenido en la operación de Asuntos Internos.

Marc Fortiana, empresario y exmosso detenido en la operación de Asuntos Internos. / Danny Caminal

3
Se lee en minutos
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

La Divisió d’Afers Interns (DAI) de los Mossos d’Esquadra, el organismo interno encargado de investigar los delitos que cometen los policías, ha detenido a cuatro agentes del cuerpo de seguridad catalán. Uno de los implicados, que además se sitúa presuntamente en el centro de esta trama de corrupción policial, es Marc Fortiana, el único de los cuatro funcionarios que actualmente no está en activo porque cogió una excedencia para montar una empresa de seguridad privada, Double Group (o Double Control), que también está en el centro de unas pesquisas que ha instruido el juzgado número 1 de Rubí. 

Según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO, al menos dos de los policías arrestados son agentes ARRO (Área Regional de Recursos Operativos), es decir, antidisturbios. Fortiana es uno de los dos y había ejercido en el ARRO de la Regió Policial Metropoliana Nord, hasta donde llegaban ecos de lo que ocupaba ahora al expolicía. “Tenía mala pinta”, deslizan. 

Marc Fortiana Teixidor (Llers, Alt Empordà, 1989) fue protagonista de la contraportada de EL PERIÓDICO en junio del 2018. Una entrevista en la que detalla que Double Group es una empresa especializada en proteger a personalidades VIP, un concepto que incluye desde jeques árabes a jugadores de fútbol. “Nuestra función es de acompañantes. Asesoramos y ayudamos. Podemos llevar las bolsas de la compra si hace falta o conseguir un palco para un Barça-Madrid o mesa en El Celler de Can Roca. Somos sobre todo conseguidores”. 

El servicio del que más presumía Fortiana en esa entrevista era el que prestó a Leo Messi en un viaje que la estrella mundial realizó a Egipto en 2016. Fue un desplazamiento para el que, según Fortiana, Double Group empleó a diez trabajadores que se encargaron de supervisar sobre el terreno un dispositivo que contó con 300 soldados egipcios para garantizar la seguridad del futbolista. Entonces no reveló de qué trabajadores se trataba pero, según las fuentes consultadas, Fortiana presume habitualmente de contratar para servicios como ese a agentes de los Mossos d’Esquadra en activo, algo que está prohibido.

Pero además de haber incumplido el régimen interno de incompatibilidad, los tres agentes arrestados por 'trabajar' para Fortiana han hecho presuntamente cosas bastante más graves, según Afers Interns y el juez de Rubí, que los considera sospechosos de los delitos de soborno, revelación de secretos, robo con fuerza y realización arbitraria del propio derecho. Esto último significa que, en alguna ocasión, habrían actuado al margen de la justicia y por su cuenta –recurriendo a la violencia o la coacción– para resolver algún problema que hubiera surgido durante el servicio de Double Group. Sobre el robo con fuerza, El País apunta a que estaría vinculado con una deuda que con ellos había contraído una clienta. 

Los cuatro policías fueron arrestados ayer jueves por la tarde en Santa Perpètua de Mogoda, Montcada i Reixach y Barcelona –tal como avanzó La Vanguardia– y este viernes han pasado a disposición del juzgado de Rubí, que los ha dejado en libertad a la espera de ser llamados de nuevo excepto a al supuesto cabecilla, al que ha pedido fianza de 85.000 euros y le ha prohibido salir del país. Están acusado de soborno, robo con fuerza, revelación de secretos y realización arbitraria del propio derecho. Además de las cuatro detenciones, los agentes de la DAI también efectuaron entradas y registros en domicilios y locales. Según han informado los Mossos, no se descartan nuevas detenciones vinculadas a esta trama de corrupción policial

Noticias relacionadas

Incompatibilidad

Los agentes de los Mossos pueden complementar puntualmente su jornada laboral fuera del cuerpo autonómico si lo solicitan oficialmente y el nuevo empleo no incumple el estricto régimen de incompatibilidades. En ningún caso pueden trabajar en puestos vinculados a la seguridad, por ejemplo. Dicha incompatibilidad sería incluso más cuestionable en el caso de antidisturbios como la ARRO, formados a cuenta de la Generalitat en el Institut de Seguretat Pública de Catalunya (ISPC) en tareas como proteger personalidades o vigilar edificios, una instrucción de la que se habrían aprovechado algunos de los agentes investigados para cobrar un sobresueldo procedente de una empresa privada, como Double Group.