Los palmeros decidirán

¿Cuál es el nombre del volcán de La Palma? La opción Tajogaite cobra fuerza

¿Cuál es el nombre del volcán de La Palma? La opción Tajogaite cobra fuerza
2
Se lee en minutos
Jorge Dávila / Ramón Pérez

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) sugiere que llamar Tajogaite al volcán que entró en erupción hace 25 días es una opción que se ajusta al legado aborigen de la Isla y, sobre todo, coincide con el punto en el que empezó este proceso eruptivo. Eso sí, en su comunicado deja claro que la «última palabra» la deben tener los palmeros.

La primera boca de la mayor crisis volcánica que se ha registrado en España en las últimas cinco décadas se abrió a las 15:13 horas del 19 de septiembre. Aquel domingo la lava comenzó a fluir por una grieta que se localizó entre El Frontón y la Hoya de Tajogaite, justo en un paraje con las características de un valle ubicado en las proximidades de Montaña Rajada.

La zona cero de la catástrofe es un enclave que pertenece al municipio de El Paso, desde el que arrancaron las coladas que sepultaron las primeras edificaciones de El Paraíso –una de las cuales bautizada como la casa milagro de la familia Cocq–, una parte notable del barrio de Todoque y las plantaciones de plátanos que encontraron a su paso camino de la playa de El Perdido (Tazacorte).

A través de su cuenta oficial en Facebook, el Instituto Volcanológico de Canarias realizó esta referencia sobre el volcán de Tajogaite al tiempo que recordaba que el 12 de octubre de 2011 se inició la erupción submarina del Tagoro (2011-2012), en la isla de El Hierro. Este proceso eruptivo se alargó durante 145 días, siendo la segunda más larga en el histórico de Canarias, solo superada por la de Timanfaya (Lanzarote), y expulsó 329 millones de metros cúbicos de material volcánico.

Noticias relacionadas

Hasta el momento las coladas del Tajogaite ya han cubierto un 1% de la extensión de La Palma y mantienen una trayectoria imprevisible. A pesar de que en las últimas horas el número de explosiones ha descendido, la actividad magmática sigue siendo alta y desde el Instituto Geográfico Nacional (IGN) se define la actual situación como un comportamiento «punzante», es decir, un periodo en el que se dan fases en las que remite la actividad y otras en la que se reactiva. No obstante, es imposible calibrar si en las próximas horas se puede dar una parada como la que se registró durante la mañana del 28 de septiembre, en las horas previas a que las lenguas de fuego se introdujeran en el mar a través de la costa de Tazacorte. La de este volcán es la octava erupción que se registra en La Palma desde que se documentó la del Tacande, entre 1430 y 1447.