Campaña de concienciación

Nils Manté, motorista: “He aprendido a disfrutar del viaje de una manera diferente”

Manté, quien tuvo un grave accidente de moto en el 2006, explica su testimonio en la nueva campaña de sensibilización del Servei Català de Trànsit, dirigida a motoristas

Campaña del SCT: ’la ruta més segura’

Campaña del SCT: ’la ruta més segura’ / Servei Català de Trànsit (SCT)

3
Se lee en minutos

"Voy en moto desde que tengo uso de razón, aunque estuve desde el 2006 hasta el 2013 sin subirme a una a causa del accidente." Nils Manté tuvo un grave accidente de moto en el 2006 que le ha dejado secuelas severas.

"Un coche invadió el carril contrario al hacer un adelanto y tuvimos la mala suerte de picar de frente. Me han quedado secuelas de por vida; una pérdida severa de movilidad y fuerza en el brazo, pérdida de motricidad fina y lesiones en la pierna que me limitan a la hora de hacer deporte o ciertas actividades cotidianas”.

La siniestralidad en nuestras carreteras se ha ido reduciendo en los últimos años, excepto en cuanto al colectivo de los motoristas. Los motoristas representan uno de cada tres víctimas mortales en la red viaria interurbana.

Pero a pesar de tener este accidente con consecuencias graves, Nils no ha perdido su pasión por la moto. Lo que sí ha cambiado son sus sensaciones cuando sube a su vehículo de dos ruedas: "No sabría explicarlo del todo bien, vuelvo a ser la persona completa que era antes de tener cualquiera de las limitaciones que tengo ahora, me encuentro bien y me gusto a mí mismo. Asimismo, he perdido completamente las prisas y el estrés con el que conducía, he aprendido a disfrutar del viaje de una manera diferente. Y no sólo con la moto, sino que ya se trata más de una filosofía de vida."

En todo accidente, no sólo la víctima tiene que convivir con las secuelas, también sus familiares. Cuando se le pregunta a Nils cómo lleva la familia su afición por las motos, la respuesta es clara y emocionante: "No les apasiona el concepto, pero me ven la joya en los ojos cuando cojo la moto y quiero entender que esto lo compensa todo." En Nils añade, sin embargo, que "imagino que, si de mi madre dependiera, se desharía de todas las motos que tengo en el garaje".

Con más de 20 años de experiencia y habiendo sufrido un grave accidente de moto, Nils considera que tiene suficientes argumentos para recomendar a los motoristas que salen a menudo en la carretera "que aprendan a desconectar de los problemas diarios de la vida cada vez que suben en la moto; no sirve de nada tener la cabeza ocupada en una discusión personal, una reunión de trabajo o una duda existencial mientras circulas. Esto te hace no estar pendiente ni de una cosa ni de la otra y, por tanto, no disfrutas de nada de lo que haces". Y a la hora de hablar de todos los conductores en general, Nils pediría que todos fuéramos "un poco más empáticos y dejar de mirarnos el ombligo. La carretera es de todos y de todas. Nadie circula solo, todo el mundo tiene familia que se puede ver dañada ante cualquier problema". Y puntualiza que "las decisiones que tomamos a diario de manera casi automática, por inercia o por hábitos, pueden conllevar accidentes que arrastraremos toda una vida".

'La ruta más segura'

Nils es uno de los testigos que pone voz a la nueva campaña de sensibilización del Servei Català de Trànsit, dirigida específicamente a los motoristas. La importancia de llevar un equipamiento de protección adecuado, hacer un buen mantenimiento del vehículo y practicar una conducción tranquila y preventiva.

Noticias relacionadas

Él siempre procura equiparse bien: "Al fin y al cabo, en caso de caída o impacto, ir bien equipado es la primera y última barrera para evitar las lesiones. Además, evito conducir cuando estoy alterado emocionalmente. "

Y es que los motoristas son uno de los actores más importantes para conseguir hacer de su ruta la ruta más segura.