En el Congreso

Unidas Podemos presenta su ley para legalizar la marihuana pero no el consumo en la calle

Un usuario se dispone a consumir cannabis en un club de Barcelona.

Un usuario se dispone a consumir cannabis en un club de Barcelona. / MÒNICA TUDELA

1
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Unidas Podemos ha registrado en el Congreso su proposición de ley de regulación del cannabis para legalizar su consumo en adultos. La norma, que se suma a los textos ya presentados por ERC y Más País la pasada semana, permite fumar marihuana de manera lícita, aunque solo en el ámbito privado, en los clubes sociales y en salas de consumo que tengan licencia. Al contrario que en los textos presentados por los republicanos catalanes y por Íñigo Errejón, los morados no plantean que se pueda consumir en la vía pública.

La proposición de Unidas Podemos permite la tenencia y consumo de productos del cannabis, así como su cultivo, distribución y venta. En concreto, los morados abren la puerta al autocultivo de cannabis, siempre y cuando no exceda los 20 metros cúbicos en exteriores o una potencia lumínica superior a los 1.200 vatios en interior. Además, plantean una cantidad máxima que se pueda almacenar en casa: 3.650 gramos de sumidades floridas de cannabis secas o 1.000 gramos de extracciones de cannabis.

Para aquellos que no deseen autocultivar, podrán adquirir marihuana y productos derivados en clubes sociales de cannabis o dispensadores que tengan licencia. No obstante, proponen poner un máximo en cada compra: 25 gramos de sumidades floridas de cannabis secas; 12,5 gramos de extracciones de cannabis; o productos elaborados con cannabis con un contenido máximo 2,5 gramos de THC. 

Noticias relacionadas

Medidas fiscales

La norma de los morados también establece la creación del Impuesto especial de productos del cannabis para gravar las transacciones de marihuana. La idea es que este tributo vaya en función del nivel de THC -la principal sustancia psicoactiva del cannabis- y se module de manera regular con el objetivo de lograr el traspaso de los consumidores hacia el mercado regulado. Además, si se tratase de un producto que provenga del cultivo interior se deberá incrementar cinco puntos el impuesto para destinarlo a transición ecológica y se reducirá cinco puntos si el cultivo se ha realizado en cualquier provincia con una densidad de población baja.