Avance médico

La OMS aprueba la primera vacuna contra la malaria

  • Un programa piloto llevado a cabo en Ghana, Kenia y Malaui mostró una reducción del 30% de la malaria grave mortal

  • Los niños recibirán cuatro dosis de este fármaco en cuanto cumplan los cinco meses

Tratamiento de la malaria en Mozambique.

Tratamiento de la malaria en Mozambique. / ANTONIO BAQUERO

4
Se lee en minutos
El Periódico

Momento histórico en la lucha global contra la malaria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado la primera vacuna contra la malaria, que ya se ha estado utilizando como parte de un programa piloto en Ghana, Kenia o Malaui, donde se ha vacunado a más de 800.000 niños desde 2019. La aprobación de este medicamento intentará luchar contra una lacra que, solo en 2019, infectó a más de 200 millones de personas en todo el mundo y mató a más de 400.000 ciudadanos.

"Este es un momento histórico. La tan esperada vacuna contra la malaria para los niños es un gran avance para la ciencia, la salud infantil y el control de la enfermedad. El uso de esta vacuna, además de las herramientas existentes, podría salvar decenas de miles de vidas jóvenes cada año", ha resaltado en rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. "Durante siglos, la malaria ha acechado el África subsahariana, causando un inmenso sufrimiento personal. La vacuna aprobada hoy ofrece un rayo de esperanza para el continente. Esperamos que gracias a esta muchos más niños africanos estén protegidos de la malaria y se conviertan en adultos sanos", ha declarado Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

"La esperada vacuna contra la malaria es un gran avance para la ciencia, la salud infantil y el control de la enfermedad"

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

La malaria sigue siendo una de las principales causas de enfermedad y muerte infantil en el África subsahariana. Según los últimos registros, el continente africano sufrió un 94% de los casos y las defunciones globales por paludismo. La mayoría de estos, agrupados en tan solo seis países (Nigeria, República Democrática del Congo, Tanzania, Burkina Faso, Mozambique y Níger). El colectivo más afectado por los contagios de esta enfermedad son los menores de cinco años. El 67% de las muertes globales por esta enfermedad se concentran entre los más pequeños. De hecho, las estadísticas apuntan a que cada dos minutos un niño muere por malaria.

"La vacuna aprobada hoy ofrece un rayo de esperanza para el continente"

Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África

Hasta ahora, la gran mayoría de esfuerzos para luchar contra esta enfermedad se ha destinado a tratar a los pacientes enfermos y a intentar erradicar los focos de mosquitos. El último informe sobre la cuestión suma casi 3.000 millones de dólares invertidos en un año para el control de esta enfermedad. Pero, según apuntan los expertos, el camino para erradicar esta enfermedad pasa por conseguir una vacuna segura, eficaz y asequible. Solo entonces podremos dar por controlada esta plaga que, hoy por hoy, sigue lastrando millones de vidas.

Bebés en un programa para erradicar la malaria en Mozambique.

/ El Periódico

Cuatro dosis a partir de los cinco meses

Basándose en el asesoramiento de dos órganos consultivos mundiales de la OMS, uno para la inmunización y otro para la malaria, se ha recomendado que se utilice esta vacuna, conocida como RTS,S/AS01 y desarrollada por la compañía farmacéutica GSK, para la prevención de la malaria por 'P. falciparum' en los niños que viven en regiones con una transmisión de moderada a alta. La vacuna debe administrarse en un esquema de cuatro dosis en niños a partir de los 5 meses de edad para la reducción de la enfermedad y la carga de esta enfermedad.

Noticias relacionadas

Los datos del programa piloto mostraron una reducción del 30% de la malaria grave mortal, "incluso cuando se introduce en áreas donde los mosquiteros tratados con insecticida se utilizan ampliamente y hay un buen acceso al diagnóstico y al tratamiento", explica la OMS. "La vacuna tiene un perfil de seguridad favorable. Su introducción es factible, con una cobertura buena y equitativa a través de los sistemas de vacunación ordinarios", agrega el organismo sanitario internacional de Naciones Unidas.

El estudio considera que el reparto de estos medicamentos debería priorizar las "zonas de transmisión moderada a alta de la malaria". El estudio también apunta a que los países que por ahora no tengan acceso a este medicamento deberán seguir apostando por otras 'capas' de prevención, como el uso de mosquiteras tratados con insecticida. Esta estrategia podría prevenir la infección en un 90% de los casos. La financiación del programa piloto proviene de una colaboración entre tres organismos: Gavi, la Alianza para las Vacunas; el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria; y Unitaid.