En investigación

El antiviral molnupiravir, la 'píldora covid', reduce a la mitad el riesgo de hospitalización o muerte

  • La tercera fase del ensayo clínico sugiere que este fármaco mitiga el impacto grave de la enfermedad y es eficaz ante las variantes virales Gamma, Delta y Mu

  • Australia anuncia la adquisición de 300.000 dosis del nuevo medicamento

El antiviral molnupiravir, la 'píldora covid', reduce a la mitad el riesgo de hospitalización o muerte
3
Se lee en minutos
Valentina Raffio

La farmacéutica estadounidense Merck ha anunciado que, según apunta la primera revisión de los ensayos clínicos a gran escala, el uso del antiviral molnupiravir conseguiría reducir a la mitad el riesgo de hospitalización y muerte por covid-19 en pacientes con enfermedad leve o moderada. Según explica la compañía en una nota de prensa remitida este mismo viernes, los buenos resultados del estudio clínico abren la puerta a reclamar la autorización de emergencia de este fármaco ante la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos así como ante otras agencias reguladoras de todo el mundo. Si lo consiguiera, el molnupiravir podría convertirse en el primer antiviral en pastilla contra el covid-19.

Australia, ante la mala evolución de los indicadores de la epidemia, ha anunciado este martes la compra de 300.000 dosis de este fármaco anticovid de Merck.

La investigación de este fármaco ha logrado superar todas las fases de los ensayos clínicos: desde las pruebas en grupos reducidos hasta el estudio a gran escala. El pasado agosto, de hecho, la compañía arrancó la tercera fase del ensayo clínico de este medicamento. Los científicos a cargo de este proyecto consiguieron reclutar a 775 pacientes con covid-19 que empezaban a desarrollar síntomas entre leves y moderados de la enfermedad y que, además, contaban con uno o varios factores de riesgo. Una parte del grupo fue tratada con pastillas de molnupiravir y la otra tomó placebo. 

El seguimiento de estos casos mostró que solo el 7% de los pacientes que recibieron molnupiravir desarrollaron una forma grave de la enfermedad en el primer mes tras la infección, en comparación con el 14% de los pacientes del grupo placebo que enfermaron gravemente. Asimismo, el estudio observó que ninguno de los pacientes tratados con este antiviral fallecieron por covid-19, frente a ocho fallecimientos registrados en el grupo de enfermos que recibieron placebo. Según apunta la compañía, la primera revisión de estos datos también corroboran la eficacia del molnupiravir ante las variantes virales Gamma, Delta y Mu.

"Se necesitan con urgencia más herramientas y tratamientos para combatir la pandemia de covid-19, que se ha convertido en una de las principales causas de muerte y continúa afectando profundamente a los pacientes, las familias y las sociedades y ejerce presión sobre los sistemas de atención médica en todo el mundo", recuerda Robert M. Davis, director ejecutivo y presidente de Merck en un comunicado emitido por la farmacéutica. "Los resultados de este estudio nos hacen ser muy optimistas porque creemos que el molnupiravir puede convertirse en un medicamento clave en el esfuerzo mundial para combatir la pandemia", añade el directivo. 

Pastilla para frenar el virus

El protagonista de esta noticia no es otro que el molnupiravir: un antiviral administrado por vía oral (en pastillas) y diseñado para frenar la replicación del coronavirus responsable del covid-19. Según los resultados divulgados por la compañía este viernes, que todavía no han sido publicados en revistas científicas independientes, el tratamiento con molnupiravir debería empezar en los primeros días de la infección con cuatro pastillas al día durante al menos cinco días. Todo apunta, pues, que este medicamento funcionaría solo si se toma de manera preventiva (antes de desarrollar una forma grave de la enfermedad). Según recoge el New York Times, el tratamiento podría ascender a 700 dólares por paciente.

Noticias relacionadas

La alegría suscitada por el anuncio de la compañía queda matizado con el escepticismo habitual de la comunidad científica. "El problema de los antivirales como el molnupiravir es que tendrían que usarse antes de que las personas se consideren lo suficientemente enfermas como para necesitar algo más que un tratamiento de autocuidado sintomático. Esto también ocurre con muchos otros antivirales, como los de la influenza o el herpes labial, que solo son efectivos si se usan muy temprano en el curso de la enfermedad", ejemplifica el científico Peter English en declaraciones ante el portal Science Media Centre (SMC).

Escepticismo a parte, los científicos miran con esperanza al futuro de la investigación con molnupiravir. "Los resultados provisionales presentados hoy son muy alentadores. "Un antiviral oral seguro, asequible y eficaz sería un gran avance en la lucha contra el covid-19", destaca Peter Horby, de la Universidad de Oxford en SMC. "La disponibilidad de un antiviral oral eficaz y bien tolerado será particularmente útil para complementar la vacunación para reducir la proporción de pacientes que necesitan atención hospitalaria", añade Penny Ward, del King's College de Londres.