Anuncio del Govern

Catalunya reabre las discotecas este viernes con pasaporte covid

Interior de la discoteca Jamboree, en Barcelona.

Interior de la discoteca Jamboree, en Barcelona. / MANU MITRU

3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

El Govern ha decidido reabrir discotecas y bares musicales la medianoche del jueves al viernes exigiendo el pasaporte de vacunación o una prueba diagnóstica negativa. La portavoz Patrícia Plaja ha anunciado la medida esta mañana y, por la tarde, otra rueda de prensa del Pla de Protecció Civil de Catalunya (Procicat) ha servido para precisar más detalles. La medida, según el Govern, se justifica por el hecho de que la epidemia va de nuevo a la baja en Catalunya, con menos hospitalizados en plantas ordinarios y en ucis.

"Este fin de semana, tras más de un año y medio de durísimas restricciones, discotecas y bares nocturnos podrán volver a abrir", ha explicado Plaja. Así, a partir del viernes 8 de octubre a las 00 horas, el ocio nocturno abrirá con un 70% de aforo (y, si la evolución de la pandemia es buena, se ampliará) y con la obligatoriedad de utilizar mascarilla en todo momento (excepto para consumir). "Además, los clientes podrán bailar en el interior del local, ya no es un requisito estar sentados", ha añadido Plaja. No habrá distancia social y se podrá consumir de pie, pero no en la pista de baile.

Quienes deseen entrar deberán presentar bien el pasaporte covid, bien el certificado de la pauta completa de vacunación (ambos se pueden descargar de La Meva Salut) o bien una prueba PCR (hecha hasta 72 horas antes) o de antígenos (hasta 48 horas antes) negativas, realizada "en una farmacia o consultoría médica". Los locales de ocio nocturno tendrán un "aplicativo" que servirá para "verificar" si los documentos presentados no están falsificados.

El horario de apertura del ocio nocturno será el de la normativa general. Es decir, las discotecas podrán abrir de lunes a jueves hasta las 5 de la mañana, y los viernes, sábados y vísperas de festivos, hasta las seis. Por su parte, los bares musicales podrán abrir, de lunes a jueves, hasta las 2.30 de la madrugada. Y viernes, sábados y vísperas de festivos, hasta las 3 horas. Siempre habrá los 30 minutos extra para que la gente abandone los locales.

El secretario general de la Federació Catalana de Locals d'Oci Nocturn (Fecalon), Fernando Martínez, valora "muy positivamente" que las discotecas puedan abrir ya esta semana. "Somos la solución a los altercados de orden público", asegura Martínez a este diario.

El pasado martes, el Govern ya explicó que pediría al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) la apertura del ocio nocturno una vez se cumplieran los criterios sanitarios. El Govern espera tener la autorización del TSJC del certificado covid en el ocio nocturno el jueves antes de mediodía y así abrir ya los locales de ocio nocturno a partir de las 00 horas del viernes, según ha explicado por la tarde la secretaria general de Salut, Meritxell Masó. La misma ha explicado que, desde este viernes y a la espera del pronunciamiento del TSJC, habrá una web para que los locales de ocio nocturno verifiquen que los certificados covid y las pruebas no son falsas (verificacovid.gencat.cat) y que, en 15 días, habrá una app operativa.

La patronal del sector ha augurado que, si no se reactivan sus locales, los botellones serán habituales y se alargarán en el tiempo. Desde el jueves 23 de septiembre, el ocio nocturno abre hasta las 03.00 de la madrugada, pero solo en terrazas y espacios exteriores. Los restaurantes pueden dar servicio hasta la 01.00 de la madrugada.

Noticias relacionadas

"El ocio nocturno reabrirá con todas las garantías sanitarias y jurídicas", ha dicho Plaja, quien, si bien ha reconocido que esta apertura "probablemente modificará los hábitos de una parte de la población", no hará desaparecer los botellones. "Las administraciones seguiremos trabajando juntas para minimizar los problemas de orden público", ha dicho.

A principios de septiembre, en una reunión mantenida entre representantes del sector y el 'conseller' de Salut, Josep Maria Argimon, este les ha puesto como condicionante para la apertura bajar de 100 personas con covid-19 en ucis.