En la zona del cono secundario

Una tercera boca en el volcán de La Palma escupe una nueva colada de lava por los barrancos

2
Se lee en minutos

Los científicos desplegados en la isla de La Palma ya están vigilando la aparición de una nueva colada que se originó la pasada noche en la zona del cono secundario y que discurre en estos momentos hacia el mar, de forma paralela a la colada principal.

El director del Área de Vigilancia Volcánica del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Luca D'Auria, ha indicado en declaraciones a Radio Canaria, recogidas por Europa Press, que si bien no parece una colada muy grande, sí está afectando a zonas que antes no se habían visto afectadas por la lava.

Los científicos esperan que no sea una colada muy extensa y que no tenga una vida muy larga. Luca D'Auria indicó que esta evolución del campo de lava es normal y tiene un comportamiento que depende mucho de la temperatura, por lo que si un lado de la colada se enfría, puede ralentizarse, haber un solapamiento de coladas, romper brechas y la colada puede salir por otro lado.

D'Auria añadió que es una evolución continua que no es posible prever a corto o medio plazo. Lo único que se puede hacer es monitorizar la situación y hacer previsiones cuando haya nuevos cambios como éste, pero hasta que no se sobrevuele la zona no se sabrá cuál es la extensión, la velocidad y la dinámica de esta nueva colada.

En principio se habló de dos coladas, que se dirigen hacia el oeste se han formado a las 02.30 horas de este viernes al norte del edificio principal del volcán que desde el pasado 19 de septiembre está en erupción en La Palma, ha informado el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

Las nuevas coladas habían sido observadas por miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y del IGME, y en un vídeo hecho público en las redes del CSIC se señala que avanzan por dos barrancos y la pregunta es si convergerán con la colada principal.

Noticias relacionadas

Según exponen algunos vulcanólogos, ha aparecido una nueva boca por la parte trasera del cono secundario, la tercera, y la actividad sísmica en el sur de la isla sigue activa.

Las autoridades confían en que esa nueva colada se una al cauce de la que ya a alcanzado el mar, por la vertiente sur de la montaña de Todoque y que esquive la que está ralentizada en la vertiente norte para que no la empuje y arrase esa zona de la costa de la Isla.