El uso de los globos de óxido nitroso entre jóvenes creció con el confinamiento

Dos jóvenes muestran un globo con óxido nitroso durante uno de los botellones de este fin de semana.

Dos jóvenes muestran un globo con óxido nitroso durante uno de los botellones de este fin de semana. / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
Elisenda Colell
Elisenda Colell

Redactora

Especialista en pobreza, migraciones, dependencia, infancia vulnerable, feminismos y LGTBI

Escribe desde Barcelona

ver +

La subdirección general de drogodependencias de la Conselleria de Salut asume que el consumo de óxido nitroso entre jóvenes creció durante el confinamiento domiciliario por la pandemia del covid-19. Es una tendencia iniciática similar a la detectada por unos neurólogos franceses entre grupos de jóvenes de los suburbios parisinos que sufren graves problemas neuronales por el consumo de esta droga conocida también como el gas de la risa. El Govern advierte de que el uso de esta sustancia en Catalunya es "residual" y "no generalizado", aunque reconoce que una minoría de consumidores están en riesgo de desarrollar "consecuencias neurológicas graves".

El pasado fin de semana decenas de jóvenes consumieron óxido nitroso durante los macrobotellones de las fiestas de La Mercè de Barcelona. Un fin de semana en el que se registró el ingreso en el hospital del Mar de un muchacho con una fuerte ingesta de alcohol y de óxido nitroso.

"A raíz de la pandemia del coronavirus, los sucesivos bloqueos y la dificultad de acceso a otras sustancias adictivas, además de la necesidad de consumir debido a la inactividad, pueden haber favorecido un mayor consumo de óxido nitroso y el inicio de consumo de esta sustancia en personas que no se habían iniciado". Esta es la hipótesis que apoya la Generalitat para explicar la aparición de esta droga en Barcelona que, a pesar de ser muy conocida en el Reino Unido y el norte de Europa, apenas se conocía su consumo en Catalunya. De hecho, este posicionamiento de Salut se basa en un articulo que publicaron nueve neurólogos parisinos este 2021.

Daños neuronales en las 'banlieues'

El artículo, publicado en la revista especializada 'Journal of Neurology', apunta que la pandemia del coronavirus pudo haber favorecido el consumo de óxido nitroso. El texto explica las complicaciones clínicas de 12 pacientes que han sufrido degeneración de la médula espinal y neuropatías periféricas que están estrictamente relacionadas con el consumo de el gas de la risa. De hecho, detallan que desde el verano de 2020 en el suburbio de Seine-Saint Denis aumentó el número de pacientes con con complicaciones neurológicas. Más de la mitad de estos pacientes consumieron este gas en fiestas callejeras y en sus casas.

Noticias relacionadas

Según se apunta desde la Generalitat, este escenario aún no se produce en Catalunya. "Su consumo hoy puede considerarse residual y no generalizado", dicen desde la 'conselleria'. Los consumidores recreativos, cuando lo hacen, pueden consumir entre 5 o 10 cartuchos en una noche. Algo que aún no está ocurriendo. Destacan, sin embargo, que hay una "minoría" que "corre el riesgo de desarrollar consecuencias neurológicas graves".

En Barcelona ya se han atendido tres pacientes por sobredosis de esta sustancia. A principios de año, hubo dos ingresos por intoxicación en el Hospital Clínic, a los que se añade el del hospital del Mar del pasado fin de semana. El doctor August Supervia, coordinador de la Unidad Funcional de Toxicología del Hospital del Mar, reconoce en conversación telefónica con este diario que "el consumo de esta droga ha aumentado, especialmente en consumidores muy jóvenes".