Denuncia de las familias

Un colegio de Alicante, acusado de apartar niñas con faldas muy cortas a aulas en las que no reciben clase

Critican que la dirección de este centro concertado haya dado instrucciones a los profesores para que midan a diario las faldas de las alumnas

Fachada del colegio CEU Jesús María.

Fachada del colegio CEU Jesús María.

3
Se lee en minutos
Pino Alberola

Coto a las faldas escolares cortas. La dirección del colegio CEU Jesús María de Alicante, centro concertado, ha dado instrucciones a los profesores para que midan a diario las faldas de las niñas, según han hecho saber a este periódico varias familias del centro y ha confirmado el Ampa del colegio. 

Estas familias critican que en el caso de que la prenda de vestir sea demasiado corta, las niñas son llevadas a un aula, donde permanecen todo el día sin recibir clase. "Revisan clase por clase, y para las niñas que no son aptas en vestuario, han creado aulas de convivencia, así las llaman ellos, para trasladar a todas estas niñas (varias decenas y de distintas edades) prohibiéndoles recibir clase hasta que se modifique la altura de la falda", lamenta uno de los padres del centro. Otra madre critica que esta medida se imponga en cursos de la ESO, "cuando los estudiantes no se pueden permitir perder un día de clase".

Cabe resaltar el hecho de que a este centro todo el alumnado acude con los uniformes que estipula cada año el propio centro.

El colegio tiene una normativa respecto a vestuario, en la que se especifica que la falda debe de estar a la altura de la rodilla. Los padres también se quejan de que las normas para el caso de los chicos son más laxas. "Sólo se les exige que lleven un cinturón para que no se vea la goma de los calzoncillos", señala uno de los padres.

"Un castigo puntual, puede que discutible"

Desde la dirección del centro aseguran que "el reglamento de régimen interno del colegio establece el uso del uniforme y sus condiciones de uso, tanto para chicas como para chicos. A principio de curso hemos notado que unos y otras no estaban cumpliendo con estas condiciones, conocidas y firmadas por todas las familias. El caso de los chicos tenía que ver con el uso del calzado y no se ha producido ningún problema para corregirlo. En el caso de las chicas el problema estaba en el largo de la falda, en muchos casos excesivamente corta para un centro escolar".

Además el director del colegio, Luis Martínez-Abarca, asegura que "como en el caso de los chicos informamos a las alumnas, pero en algunos casos no se produjo ninguna respuesta y éstas estaban ejerciendo presión sobre las demás. Después de estas semanas decidimos dar un toque de atención para corregir la situación, un castigo puntual, puede que discutible, pero el objetivo era llamar la atención sobre este problema. Todo ello se había informado previamente al consejo escolar y sabemos que contamos el apoyo de la mayor parte de las familias".

Finalmente desde el centro explican que "no nos sorprende la actitud de las alumnas, son adolescentes, sí sorprende que unas pocas familias apoyen esta actitud. La tarea educativa es complicada pero si las familias y el colegio no trabajan juntos se complica más".

Más polémicas este curso

Noticias relacionadas

Esta no es la única queja de las familias respecto a nuevas medidas adoptadas por la dirección del centro. Critican también que se ha cerrado una de las dos puertas de acceso al colegio, en concreto la que está ubicada en el Complejo Vistahermosa. "Muchos niños salen a mediodía a comer al Complejo y ahora deben dar una vuelta enorme por la carretera de Valencia para poder salir", señala una madre, para quien esta medida "sólo esconde obligar a las familias a que apunten a sus hijos al comedor". También afecta a alumnos que acuden al centro en autobús de línea, que tiene su parada frente al Complejo. "Ahora deben andar mucho más por la carretera y cargados con las mochilas para poder entrar a clase".

Por parte de la dirección del centro explican que "hemos intentado mejorar la organización interna y con ella la seguridad. En cualquier caso hemos escuchado desde el primer momento a las familias y hemos flexibilizado parcialmente estas medidas y seguimos trabajando con otras y con la APA para buscar soluciones más globales a los accesos al colegio".

Temas

Machismo