Problemas de acceso

Montero pide regular la objeción de conciencia al aborto y que haya "un registro"

  • La ministra avanza que en diciembre habrá un borrador de la reforma

  • "Yo he hablado con el presidente y la ley hay que reformarla", subraya

Irene Montero: Urge reformar la ley del aborto para garantizar y blindar ese derecho. En la foto, Montero junto a Carolina Darias. / EFE / R. JIMÉNEZ / EUROPA PRESS / E. PARRA / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
El Periódico

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que en el plazo de tres meses el Gobierno tendrá un borrador de la reforma de la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo y en él se regulará el derecho a la objeción de conciencia de los médicos. Pese a que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, descartó el miércoles que se vaya a regular esta facultad de los médicos, también aseguró que este derecho no puede ser "un impedimento a la prestación asistencial y el derecho a la salud que tienen los pacientes". "Hay que compatibilizar todos los derechos", manifestó.

Y hoy, tras las declaraciones de Irene Montero en la Cadena Ser, ha aclarado que "desde el respeto a la objeción de conciencia", esta "no puede ser un menoscabo para la calidad asistencial y la prestación de los derechos que tienen las mujeres". "Este Gobierno luchará por la prestación pública de una maternidad libremente decidida", ha añadido.

Es decir, ambos ministerios buscan compatibilizar el derecho a la objeción de conciencia con el derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo, pero aún falta concretar como se plasmará en la norma, que aún está en fase de consulta con entidades y expertos. Fuentes del Ministerio de Igualdad señalan que el camino puede ser el abierto por la ley de eutanasia, que permite la objeción a título individual pero no la de un hospital entero.

Montero, de hecho, ha reconocido esta jueves que la objeción es un derecho individual de los médicos que "hay que proteger" pero ha advertido que se está convirtiendo en "una práctica para impedir el acceso efectivo de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo en centros hospitalarios públicos".

Por ello, para la ministra de Igualdad es "urgente" reformar la ley del aborto". "Nos reuniremos con entidades organizaciones y vamos poner en el centro el derecho al aborto efectivo para todas las mujeres en la (sanidad) pública y la educación sexual", ha indicado.

Según Montero, tanto el Gobierno como la ministra de Sanidad tienen "claro" que la ley de interrupción del embarazo hay que reformarla y ha asegurado haber hablado personalmente con el presidente, Pedro Sánchez, sobre el tema. "Si es evidente que la objeción de conciencia está siendo el principal obstáculo por el mal uso, porque se convierte en que departamentos enteros (se nieguen), ya que al final los derechos de las mujeres siempre se ponen en tela de juicio y es una forma de infantilizarlas".

Y, aunque ha asegurado "entender y respetar" que haya "profesionales que no quieran hacer determinadas practicas", debe existir "un registro y un control". "Si miramos los registros de objetores vemos que son poquísimos, y no puede ser algo que tu objetes a un caso concreto, tiene que ser algo que plantees con carácter previo. La objeción de conciencia no se puede convertir en un obstáculo", ha añadido la titular de Igualdad.

Para Montero la práctica de abortos en los hospitales públicos se ve "como un estigma" que "dificulta que muchos profesionales decidan lanzarse a cumplir con un derecho de la mujer". "Nos interesaba mucho escuchar a los profesionales sobre esta práctica y hay una enorme dificultad para acceder a formación sobre interrupción voluntaria del embarazo en todas las etapas que tienen que ver con la práctica médica, no se si se puede hablar de represión pero si hay un estigma", ha concluido.

Noticias relacionadas

Montero también ha defendido la necesidad de una educación sexual para "prevenir violaciones, agresiones homófobas o las relaciones que pueden terminar en dificultades para mujeres". "Si queremos promover una relación basada en los buenos tratos hay que hablar de educación sexual", ha insistido la dirigente de Unidas Podemos.