Clínico San Carlos de Madrid

Un hospital público de Madrid se niega a practicar un aborto terapéutico a una mujer

El feto era inviable y había riesgo vital

Ayuso respalda esa objeción de conciencia

Entrada del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid. 

Entrada del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid.  / GOOGLE STREET VIEW

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Hospital Clínico San Carlos, un centro público de la Comunidad de Madrid, se negó a practicar un aborto a una mujer aunque el pronóstico fetal era infausto. Todos los ginecólogos del centro son objetores de conciencia desde 2009 y se negaron a practicarlo esgrimiendo que era una interrupción voluntaria del embarazo, por lo que Marta Vigara, geriatra en el propio centro, tuvo que acudir por su cuenta a otro hospital.

El embarazo estaba en la semana 17 y, aunque el feto era prácticamente inviable y su vida corría riesgo, se la derivó a una clínica concertada porque "había latido fetal". Ante la denuncia de Marta Vigara, la mujer afectada, el Hospital Clínico San Carlos ha justificado en la objeción de conciencia la negativa de los ginecólogos a practicar esta intervención, por lo que se derivó a la paciente a una clínica autorizada para llevar a cabo la interrupción de su embarazo.

La ley del aborto de 2010 permite la objeción de conciencia pero individual y no colectiva como se ha producido en este caso. La ley 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo recoge que los profesionales sanitarios "directamente implicados” en una IVE tienen derecho a la objeción de conciencia "sin que el acceso y la calidad asistencial de la prestación puedan resultar menoscabadas".

Ayuso apoya al hospital

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, respaldó esta actuación porque no puede "obligar" a un médico a actuar contra su conciencia cuando "salvan vidas y no lo contrario".

Noticias relacionadas

"Respeto todo pero no voy a obligar a un médico a ir en contra de su conciencia, a lo mejor usted sí, tengo la conciencia muy tranquila", dijo en la Asamblea.