Reunión Vergé-Montero

El Govern pide actualizar las leyes y un nuevo marco de financiación en políticas de Igualdad

  • La consellera d'Igualdat se reúne en Madrid con Irene Montero y ambas constatan una "sintonía en los objetivos"

Reunión entre Irene Montero y Tània Verge.

Reunión entre Irene Montero y Tània Verge. / Fotografía facilitada por el Ministerio de Igualdad

1
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

La Consellera d'Igualtat i Feminismes, Tània Verge, ha planteado a la ministra de Igualdad, Irene Montero, la necesidad de que se actualicen algunas de las leyes que defienden a las mujeres y al colectivo LGTBI y un nuevo sistema de financiación de los fondos europeos y del Pacto de Estado contra la violencia de género. Verge ha planteado estas demandas en una reunión con la ministra celebrada en Madrid, en la que ambas han destacado "una amplía sintonía en los objetivos" pero también algunos "desacuerdos", según ha reconocido la ministra.

"Es evidente que ambas defendemos posiciones distintas en el derecho a la autodeterminación, pero en la agenda para las mujeres, o el colectivo LGTBI no vamos a encontrar", ha señalado a su vez la consellera catalana.

Verge ha señalado en la reunión y en la rueda de prensa posterior que el "marco legal" nacional se ha quedado "desactualizado", lo que "dificulta" ejecutar las políticas de igualdad del Govern o el Parlament. A este respecto, ha explicado que Catalunya tiene una ley contra la violencia machista más avanzada que la nacional, así como un "marco transinclusivo" mientras que en España la 'ley trans', que reconoce la libre autodeterminación de género, aún es un anteproyecto legal, con un largo recorrido por delante.

Noticias relacionadas

La gestión

Asimismo, la consellera d'Igualtat ha reclamado un nuevo sistema de financiación de los fondos europeos, del Pacto de Estado contra la violencia machista o del Plan Corresponsables (para facilitar el cuidado de menores y mayores), para que sea un modelo "más sostenible en el tiempo y con una gestión menos farragosa". Para ello, Catalunya reclama que se repartan los recursos de forma bianual, que se agilice la gestión y se amplíe el abanico de proyectos que pueden ser financiados.