Manifestación en Madrid

La fiscalía investiga si hubo delito de odio en la marcha neonazi contra el colectivo LGTBI

  • Los ministerios de Igualdad y Derechos Sociales presentan a su vez una denuncia ante la Fiscalía de Sala de Delitos de Odio y Discriminación

  • La delegada del Gobierno anuncia sanciones administrativas por el "engaño" que supuso la comunicación del motivo de la marcha

Momento de la manifestación neonazi en Chueca.

Momento de la manifestación neonazi en Chueca.

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

No ha hecho falta que nadie denunciara, porque la Fiscalía Provincial de Madrid, en coordinación con el fiscal de Sala Delegado de Odio y Discriminación, abrió diligencias de investigación penal este mismo lunes para determinar si se cometió un delito de odio en la manifestación celebrada el sábado en el barrio madrileño de Chueca en la que varios grupos de ideología neonazi corearon consignas contra el colectivo LGTBI, como "fuera sidosos de Madrid" o "fuera maricas de nuestros barrios".

Para determinar si hay indicios de delito de odio y, por tanto, si debe interponer la correspondiente denuncia ante los juzgados, el ministerio público procedió a pedir informes tanto a la Brigada Provincial de Información de la Policía como a la Delegación del Gobierno en relación con lo ocurrido durante la marcha convocada por el grupo 'Madrid Seguro' para protestar contra “agendas 2030/2050”, objetivo con el que se comunicó la manifestación. La delegada del Gobierno, Mercedes González, anunció la imposición de sanciones administrativas a los convocantes por entender que la comunicación había sido un "engaño".

Única investigación

A su vez, el Ministerio de Igualdad y el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 presentaron ante la Fiscalía de Sala de Delitos de Odio y Discriminación de Madrid una denuncia por un delito de odio o discriminación del artículo 510.1 del Código Penal. Fuentes fiscales señalaron a este diario que se tramitará en las diligencias ya abiertas por el propio ministerio público, ya que se refieren a los mismos hechos y los medios de prueba son los mismos: recabar información a la policía y a la Delegación del Gobierno.

Las diligencias fiscales se archivarán cuando se abran actuaciones en un juzgado o se determine que lo ocurrido no fue constitutivo de delito

No obstante, no es fácil que estas diligencias puedan prolongarse más allá de este martes, porque colectivos contra el VIH/SIDA, LGTBI y de inmigración han anunciado la presentación de una querella en los Juzgados de Plaza de Castilla de Madrid, y ello supone la judicialización de las actuaciones, circunstancia que obliga al inmediato cierre de las diligencias fiscales abiertas sin que probablemente haya dado tiempo a recibir la documentación solicitada.

La denuncia de los ministerios morados menciona que la protesta fue "accesible a un elevado número de personas" al haberse "convocado y difundido a través de internet". Asimismo, señala que los "hechos, por sus circunstancias de tiempo y lugar", fueron "idóneos para alterar la paz pública y crear un grave sentimiento de inseguridad o temor entre los integrantes de los grupos destinatarios de los mensajes de odio y discriminación".

La denuncia acusa a la marcha de "crear un grave sentimiento de inseguridad o temor entre los integrantes de los grupos destinatarios de los mensajes de odio"

Noticias relacionadas

Ambos ministerios manifestaron que era su "obligación institucional, política y ética condenar lo sucedido en Chueca, ya que es, sin duda, una expresión de intolerancia incompatible con la convivencia en una democracia". Asimismo, mostraron su confianza en que la fiscalía actúe en consecuencia.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, señaló en un acto este lunes que la marcha fue "homófoba y racista" y subrayó que es importante trasladar al colectivo LGTBI el mensaje: "No estáis solas".