Conciliación

Igualdad convoca a expertos y entidades para impulsar el “derecho al cuidado”

  • Montero ha presidido este lunes la primera reunión de la mesa que asesorará al Gobierno sobre conciliación

Niños a las puertas de un colegio.

Niños a las puertas de un colegio. / Luay Albasha

3
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

Hace años que el movimiento feminista tiene como objetivo un reparto más equilibrado del cuidado de los niños y dependientes y de las tareas del hogar, pero para el Gobierno la conciliación nunca ha estado en el centro de la agenda. La situación podría paliarse, si bien a medio o largo plazo, si el Ministerio de Igualdad logra uno de sus objetivos: que se reconozca en España un nuevo derecho, el derecho al cuidado, que implique la anhelada conciliación familiar y laboral y que esta sea igualitaria.

Para avanzar en este difícil camino, la ministra de Igualdad, Irene Moreno, ha presidido este lunes la primera reunión de la llamada Mesa asesora para los cuidados, un órgano consultivo, de carácter estable, en el que participan cuatro ministerios más (Derechos Sociales, Trabajo, Educación e Inclusión) y una cincuentena de entidades, agentes sociales y expertos en la materia.

Al inicio de la reunión, Montero ha reconocido que las instituciones "han llegado tarde" a la "conciliación, a la precariedad de las trabajadores del hogar o la precariedad en las opciones de maternidad y crianza", de ahí que el Gobierno se haya propuesto "afrontar institucionalmente la crisis de cuidados", con esta y otras medidas. "Queremos poner facilidades donde ahora existen dificultades".

Para ello, la creación de la mesa de cuidados persigue diseñar e impulsar políticas, que incluyan las reivindicaciones de la sociedad civil, de forma que “se plasme en el marco normativo una organización justa de los cuidados”, según explicó a su vez la directora del Instituto de las Mujeres, Antonia Morillas, en la presentación de la iniciativa a los medios.

La pandemia

Morillas aseguró que las mujeres han estado “muy solas” a la hora de “llevar al niño al médico, organizar las fiestas de los cumpleaños” y el resto de tareas relacionadas con los niños y dependientes, lo que “ha tenido un impacto directo en su discriminación en el ámbito laboral, social y de ocio”. Una situación que se vio agravada por la pandemia, cuando tres de las principales redes que ayudan en la conciliación, los colegios, las extraescolares y los abuelos, no pudieron colaborar en el cuidado de los menores.

La pandemia agravó los problemas de conciliación porque el colegio, las extraescolares y los abuelos no podían ayudar en el cuidado de los menores

Igualdad prevé usar parte de los fondos europeos en esta “transformación feminista”, que consta de varias fases. Entre las tareas más urgentes, Morillas mencionó derogar los aspectos “más lesivos” para la conciliación de la reforma laboral; la futura ley de familias, en la que Unidas Podemos quiere introducir una prestación universal por hijo, y fortalecer la educación de 0 a 3 años. Además, está pendiente la trasposición de la directiva de la UE que conllevará ampliar los permisos de maternidad y paternidad a seis meses o garantizar la flexibilidad horaria.

La red estatal

Asimismo, Igualdad prevé ampliar el Plan Corresponsables, que en los presupuestos de este año ha contado con los primeros 200 millones, una partida pequeña pero destinada a crear los mimbres para la puesta en marcha de una red estatal de cuidadores y el reconocimiento de la experiencia de quienes ya trabajan en estas tareas en el mercado sumergido. A este respecto, el Gobierno prevé mejorar las condiciones de las empleadas del hogar, con la adecuación de la normativa al convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo. Si bien, el proyecto aún está en fase de estudio.

El Plan Corresponsables es una política semilla destinada a crear los mimbres para puesta en marcha de una red estatal de cuidadores

Noticias relacionadas

También a medio plazo, en concreto dentro como máximo de 12 meses, la Mesa asesora para los cuidados debe alumbrar un libro blanco o documento base con propuestas para que llegue a reconocerse y garantizarse dicho “derecho al cuidado”.

En la Mesa participan, además de representantes de cinco ministerios y de las principales organizaciones sindicales y empresariales, entidades como la Asociación Yo no renuncio o la Asociación de Enfermería Comunitaria, así como expertas como María Pazos, Amaia Pérez Orozco o María Ángeles Duran y el especialista Vicente Marbán