Medida preventiva

Los Mossos blindan los accesos a la UAB para impedir otro botellón

  • Los agentes realizaron un control perimetral del recinto del campus hasta entrada la madrugada de este domingo

Campus de la UAB.

Campus de la UAB. / ARCHIVO

3
Se lee en minutos
EFE
El Periódico

Los Mossos han blindando esta pasada noche los accesos al campus de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), ubicado en el municipio de Cerdanyola del Vallès, para evitar que se celebrase otro macrobotellón como el de este sábado, en el que participaron unos 8.000 jóvenes convocados a través de las redes sociales y en el que una mujer de 18 años denunció haber sido violada.

Fuentes de los Mossos han informado a EFE de que efectivos de diversas unidades del cuerpo han realizado un "control perimetral" del campus, en el que la fiesta del sábado provocó destrozos, robos, suciedad y peleas. Uno de los asistentes, según un video que se ha difundido en las redes sociales, incluso puso en marcha la excavadora de unas obras que se están haciendo en el recinto.

Los Mossos, según las mismas fuentes, han permanecido en el entorno del campus hasta la madrugada. El rectorado de la UAB pidió ayer que se abra "una reflexión profunda por parte de las diversas autoridades públicas para intentar prevenir y evitar hechos parecidos en el futuro", al tiempo que la Generalitat indicó que esos hechos son "totalmente injustificables y atentan directamente contra aquellos valores que la universidad quiere fomentar". Los Mossos, por su parte, calificaron el botellón de "vergüenza colectiva"

Investigación en marcha

Los Mossos han abierto una investigación sobre la posible violación. La víctima del presunto ataque, avanzado por el digital Elsumari y confirmado a Efe por los Mossos, es una joven de 18 años, quien dice haber sufrido una agresión sexual por parte de un desconocido. La joven acudió al hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona), donde pasó una revisión médica y, posteriormente, presentó la denuncia.

Los Mossos explicaron que no se ha practicado ninguna detención a consecuencia de la fiesta, mientras que el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) informó de que debido a la convocatoria, que colapsó las carreteras de acceso al campus y saturó la línea de tren que traslada a la UAB, se realizaron diez asistencias médicas, una de ellas en la estación de ferrocarril, todas de carácter de leve y debidas en su mayoría al consumo abusivo de alcohol y peleas.

Noticias relacionadas

El rector de la UAB, en una entrevista con RAC1, informó este sábado de que se calcula que en la fiesta participaron unas ocho mil personas, que si bien no causaron daños importantes, sí provocaron daños menores, como arrancar una valla. También indicó que hasta el lunes no podrán hacer un cálculo aproximado del coste de los desperfectos y que, desde las seis de la mañana del sábado, había equipos de limpieza trabajando en el campus, una labor que tardaría "horas" en acabar.

El rector explicó que en la tarde del viernes tuvieron conocimiento de la convocatoria de la fiesta, que según diversas fuentes se expandió en las redes sociales como organizada por la Facultad de Ingeniería, aunque al parecer no era así. Al conocer esa convocatoria, agregó, la UAB emprendió "las acciones pertinentes" que "pudo", como cerrar aparcamientos, avisar a los Mossos, y organizar el sistema de seguridad de la universidad. El rector adelantó que la institución estudiará qué acciones puede hacer para evitar nuevos botellones y ha subrayado: "Haremos lo imposible porque no pase otra vez".