Coronavirus

Melilla confina dos semanas un centro de menores debido a un brote con cerca de 90 afectados

  • Hay 14 positivos entre los usuarios de la instalación y 72 contactos estrechos de estos afectados

Salud Pública de Melilla ha ordenado el confinamiento del centro de menores de La Purísima.

Salud Pública de Melilla ha ordenado el confinamiento del centro de menores de La Purísima. / EFE

1
Se lee en minutos
EFE

La Consejería de Políticas Sociales, Salud Pública y Bienestar Animal de Melilla ha ordenado el confinamiento durante 14 días del centro de menores de La Purísima, concretamente en su módulo de primera acogida, por un brote de coronavirus en el que hay cerca de 90 menores afectados, la mayoría contactos estrechos. Según la orden publicada en un Boletín Oficial de Melilla (BOME) extraordinario, hay 14 casos positivos entre los menores acogidos en el Módulo 1 Avicena y 72 contactos estrechos de los casos confirmados de COVID-19 que se encuentran en el mismo módulo. Además, ya se han dado 50 altas de casos de coronavirus en el centro.

Noticias relacionadas

Por ello, Salud Pública restringe la libre entrada y salida de los menores residentes del módulo de primera acogida por un periodo de 14 días naturales y solo permite los desplazamientos adecuadamente justificados que se produzcan para la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios. Además, el centro de menores deberá habilitar en ese módulo una instalación específica para aquellos que presenten síntomas o se declaren positivos separados del resto de la población residencial, con las debidas garantías sanitarias para los propios menores y los cuidadores. También establece la necesidad de realizar un seguimiento continuado de los menores acogidos en el módulo afectado por el brote y del personal que presta allí sus servicios.

Entre las recomendaciones, Salud Pública señala que los menores tengan espacio suficiente en las habitaciones, pasillos y demás espacios y salas comunes para cumplir las medidas de seguridad sanitaria y "se procurará fragmentar, en la medida de los posible, la vida del centro". También recomienda que se establezcan protocolos específicos o se atienda los que ya hay para la atención y aislamiento en caso de que algún menor diese positivo por contagio.