Bola de fuego

Cae un meteorito en la provincia de Badajoz

El meteorito caído en Badajoz pudo verse antes en Andalucía.

El meteorito caído en Badajoz pudo verse antes en Andalucía. / José María Madiedo / CSIC

1
Se lee en minutos
Efe

Los detectores del proyecto SMART, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), desde los observatorios de Calar Alto (Almería), Sierra Nevada y La Sagra (Granada), Sevilla y La Hita (Toledo) han detectado la caída de un meteorito en la provincia de Badajoz.

Así lo ha indicado a Efe el investigador responsable del Proyecto SMART, el astrofísico José María Madiedo, quien ha analizado el bólido que ha generado el impacto, registrado este miércoles alrededor de las 22.25 horas. En ese momento, los detectores captaron cómo una roca procedente de un asteroide -conocidas con el nombre de 'meteroides'- impactó contra la atmósfera a unos 76.000 kilómetros/hora sobre el sur de España.

Como consecuencia de esta enorme velocidad la roca se volvió incandescente, generando una bola de fuego que cruzó el cielo nocturno, siendo su luminosidad, equivalente a la de la Luna llena, por lo que pudo ser vista desde más de 600 kilómetros de distancia.

Numerosas personas pudieron contemplar este fenómeno, que resultó especialmente espectacular en los cielos de Sevilla, Huelva, Córdoba y Extremadura. De hecho, la bola de fuego se inició sobre el sur de la provincia de Badajoz, a una altitud de unos 91 kilómetros y desde allí avanzó en dirección noroeste, extinguiéndose a una altitud de unos 22 kilómetros sobre un punto situado cerca de la vertical de la localidad de La Albuera (Badajoz).

Cadena de explosiones

A lo largo de su trayectoria mostró varias explosiones que provocaron aumentos súbitos de su luminosidad y que se debieron a diversas rupturas bruscas de la roca.

El análisis preliminar del evento indica que la roca no se destruyó completamente en la atmósfera: una pequeña parte de ella habría sobrevivido, cayendo al suelo en forma de meteorito.

Noticias relacionadas

Madiedo ha apuntado que, por el momento, no se puede precisar el lugar exacto del impacto ni su tamaño ni características.

Los detectores del proyecto SMART operan en el marco de la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (SWEMN), que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

Temas

Astronomía