La pandemia en Catalunya

El Procicat autoriza volver a hacer 'castells' con un máximo de 160 personas

Las 'collas' celebran que el permiso permita celebrar Santa Tecla en Tarragona y la Mercè en Barcelona

Els Castellers de Barcelona en la Merçè del 2018

Els Castellers de Barcelona en la Merçè del 2018 / JOAN CORTADELLAS (Delegaciones)

2
Se lee en minutos
ACN

El Procicat ha aprobado este martes el plan que autoriza de nuevo a hacer 'castells', con la limitación de que participen un máximo de 160 personas. Los 'castellers' deberán llevar mascarilla FP2, hacer los 'castells' en un máximo de 15 minutos, establecer protocolos de entrada y salida y tener la pauta completa de vacunación o una PCR negativa de las últimas 48 horas. A los menores de 12 años se les harán tests de antígenos rápidos.

Todas estas medidas están incluidas en un documento elaborado por la Direcció General de Cultura Popular i Associacionisme de la Conselleria de Cultura, que se ha trabajado conjuntamente con la Coordinadora de Colles Castelleres de Catalunya. Este documento es el que ahora ha recibido el visto bueno del Procicat, que incluye a técnicos de los departamentos de Salut y de Interior. Con ello, y siguiendo el protocolo de seguridad, los 'castellers' podrán volver a actuar para las fiestas de Santa Tecla de Tarragona o la Mercè de Barcelona, después de una temporada prácticamente en blanco.

Desde el inicio de la pandemia, las restricciones para combatir el coronavirus habían limitado mucho la actividad 'castellera', que por sus características requiere de la participación de un número elevado de personas y con un contacto físico estrecho imprescindible. Tan solo en la fiesta mayor de Vilafranca se pudieron ver pilares tras el veto inicial.

Otras condiciones

Los 'castellers' deberán ser miembros de la 'colla' y practicar una higiene exhaustiva de manos y pies. No se permite, sin embargo, a interacción entre miembros de las diferentes 'colles'. Tampoco entre los 'castellers' y el público, que deberá ocupar un espacio separado y perimetrado. El aforo será el mismo que se permita para espectáculos culturales.

El Procicat también autoriza la participación de un máximo de 25 'grallers' acompañantes, que deberán cumplir las condiciones de grupo burbuja y de mantener las distancias de seguridad.

"Este plan está pensado para que todos los 'castellers' puedan iniciar la desescalada", ha subrayado Adelaida Moya, directora general de Cultura Popular i Associacionisme Cultural. "Se trata de empezar con estos cambios e ir abriendo poco a poco, siempre que la situación permita una evolución favorable", ha añadido.

Noticias relacionadas

Objetivo cumplido

La Coordinadora de Colles Castelleres ha querido celebrar la decisión anunciada por el Procicat y ha agradecido al Departament de Cultura el "esfuerzo y el trabajo hecho". También, ha remarcado que ha estado constantemente en contacto con la Direcció General de Cultura Popular, ya desde los inicios de la pandemia y que presentó hasta cuatro propuestas concretas para flexibilizar las medidas que afectaban los 'castellers' y, también, que se han mantenido "decenas de conversaciones y reuniones".