"Esto se ha convertido en una historia política"

Un alcalde explota por el incendio de Sierra Bermeja: "La catástrofe era evitable"

Parajes quemados en el que los medios aéreos y terrestres continúan este sábado luchando contra el incendio en Sierra Bermeja, que se declaró este pasado miércoles y sigue activo. 

Parajes quemados en el que los medios aéreos y terrestres continúan este sábado luchando contra el incendio en Sierra Bermeja, que se declaró este pasado miércoles y sigue activo.  / ÁLEX ZEA - EUROPA PRESS

2
Se lee en minutos
Ana I. Montañez

Los esfuerzos, el alma y el corazón están puestos en la extinción del incendio que está arrasando la joya natural que es Sierra Bermeja y que está amenazando hasta seis pueblos encajonados en el espectacular Valle del Genal.

Hoy la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha sumado 260 efectivos para apoyar las labores de contención y extinción del fuego.Aún así, desde el jueves se han elevado ciertas críticas desde diferentes sectores sobre por qué se ha esperado cinco días desde el inicio de las llamas -dos desde que se elevase el incendio a nivel 2- en solicitar apoyo a los militares.

Desde este jueves, Miguel Ángel Herrera, alcalde de Genalguacil, el municipio donde se originó el fuego y, por tanto, de los más dañados por las llamas, lleva denunciando una falta de medios y de personal para sofocar nuevos conatos en su municipio y fue de los primeros en pedir la activación de la UME. Ayer, en una atención a medios, el regidor genalguacileño explotó lanzando duras declaraciones:

"El fuego era inevitable porque hay gente muy mala, lo que era evitable era la catástrofe, es decir, lo que está pasando. Y está pasando porque hay una dejadez tremenda, que esto se ha convertido en una historia política más que un sistema técnico", espetó Herrera, eso sí, alabando en todo momento la actuación de los bomberos del Infoca. "A nivel de personal, muy pocos. Incluso la gente del Infoca, que trabaja y que son unos grandes profesionales, les da miedo hablar de la dejadez que ha habido allí, desprotegidos".

Con la voz entrecortada, el regidor del Genalguacil aseguró que era una situación muy "dolorosa para un alcalde y para cualquier persona", lamentando que el fuego ya estaba entrando en las fincas de los vecinos.

"No voy a permitir que mi pueblo se vuelva a quemar otra vez. Pasó en el 94 y se quemaron las fincas. No voy a permitir que ningún político, por intereses políticos juegue con los intereses de mi pueblo", clamó el primer edil.

Preguntado hoy por estas declaraciones, Herrera asegura a este periódico: "Lo hablaremos después del fuego. Ayer dije lo que tenía que decir, que era el momento oportuno. Ahora tenemos que estar concentrados en apagar el fuego".

Noticias relacionadas

En la misma línea se mantiene el alcalde de Jubrique, Alberto Jesús Benítez, que asegura que su preocupación está en la evolución del incendio. Aunque sostiene que habrá tiempo para valoraciones una vez se logre extinguir el fuego:

"Es verdad que desde el segundo día del incendio que ya viendo que estaba bastante grave pregunté por la UME y los técnicos decían que todavía no era el momento o que viniesen no ayudaba en el incendio", manifesta. "Pero ahora mismo lo importante es el incendio, las personas y tenemos que ceñirnos a ellos. Cuando pase todo habrá que pedir las explicaciones oportunas y ver en qué se ha fallado y ver qué ha pasado".

Temas

Incendios