Evacuación preventiva

Ordenan el desalojo de varios municipios en Málaga por el incendio de Sierra Bermeja

  • Las pavesas del incendio han generado un nuevo frente que ha obligado a evacuar a los vecinos a Algatocín y a Ronda

  • El director de extinción del Infoca asegura que el fuego tiene una "potencia inusitada"

Un nuevo incendio en Sierra Bermeja obliga a desalojar más pueblos. / EFE / CARLOS DÍAZ / VÍDEO: EFE

5
Se lee en minutos
Fernando Baudet / Ana I. Montañez

La dirección operativa del dispositivo de extinción del incendio que afecta a Sierra Bermeja desde el pasado miércoles por la noche ha decidido a primera hora de este domingo proceder al desalojo preventivo del municipio de Jubrique y Genalguacil.

Se trata de una nueva evacuación preventiva debido a la presencia de material incandescente, las pavesas, procedentes de la espesa nube de humo que está generando el incendio forestal, y que generaban un nuevo incendio el sábado por la noche y en las primeras horas de este domingo tal y como ha informado Alejandro García, director de extinción del Infoca.

"Los frentes se han succionado y se han unido (...) estamos hablando de una potencia y una fuerza inusitada para los incendios que estamos acostumbrados a ver en nuestro país", ha asegurado el responsable del Infoca. Así pues, por tierra hay más de 365 efectivos y 25 vehículos pesados y por aire un total de 41 aeronaves. Un total de 617 profesionales son los que están actuando este domingo en el incendio de Sierra Bermeja.

Las evacuaciones

En cuanto a las evacuaciones, "se está produciendo de forma anticipada ante una posible evolución desfavorable del incendio en ese sector", ha comunicado la Junta de Andalucía.

El primero, Jubrique, que ha comenzado a las cinco de la madrugada, ha sido desarrollado por personal de la Guardia Civil, la Policía Nacional y por el 061, con el apoyo de los equipos de Protección Civil de Yunquera, Ronda, Algatocín, Moclinejo, Antequera, Teba y Canillas de Aceituno. Autobuses y tres vehículos adaptados con una decena de plazas para personas con movilidad reducida están participando en un desalojo "anticipado, controlado y con las máximas medidas de seguridad", según asegura el 112 en un tuit de primera hora de la mañana.

Las 523 personas censadas en esta localidad ya han sido evacuadas y, por tanto, se sumarán a las 1.070 que permanecen fuera de sus casas de las zonas de Forest Hill y Abejeras (750 personas), el entorno de viviendas diseminadas de Peñas Blancas en la carretera MA-8301 (37), Charca de la Extranjera (12), Huerta Padrón (60), río Castor (5), Charca de las Nutrias (5), río Velerín (65) y zona de los Quiñones (40) en Estepona, así como de la urbanización Montemayor en Benahavís (80) y zona del Charco Azul (16) en Jubrique.

También las mascotas

El alcalde de Jubrique, Alberto Jesús Benítez, ha manifestado en declaraciones a EFE que pese a los nervios de la situación la gente ha sido muy ordenada y todo el mundo ha mantenido la calma gracias también a las fuerzas actuantes. "Los vecinos han podido también llevarse a sus mascotas", ha agregado el regidor, que ha querido mandar un mensaje a todos los habitantes ya que aunque el pueblo está vacío "está protegido" por los efectivos de Infoca y todo el personal que está trabajando en la extinción.

En cuanto al de Genalguacil, decretado poco antes de las diez de la mañana, están interviniendo la Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Autonómica, el 061, el Consorcio Provincial de Bomberos, Protección Civil y la Cruz Roja. Los 393 vecinos están siendo trasladados al municipio de Ronda. En este desalojo también se cuenta con autobuses y vehículos adaptados con más de una decena de plazas para personas de movilidad reducida.

Por otro lado, se ha activado al Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres (GIPED) del Colegio de Psicólogos de Andalucía Oriental.

Los evacuados están siendo trasladados a distintos puntos de albergue en Algatocín, siguiendo una ruta prioritaria con el control, seguridad y vigilancia de la Guardia Civil de Tráfico, por la carretera MA-8305. El operativo tiene previsto asimismo el movimiento de personas a Ronda.

La cooperativa municipal de Algatocín con servicios y un área de 4.000 metros cuadrados se ha establecido como el punto de reunión para la filiación de las personas desplazadas. Se cuenta, asimismo, con otros emplazamientos como el Salón de la Juventud con capacidad para 70 personas, la Nave de los Hoyos (50), el gimnasio municipal (20), Polideportivo (20), escuela de adultos (20), hogar del jubilado (20), local joven (20) y la biblioteca municipal (30).

Por otro lado, los vecinos de Genalguacil están siendo reubicados en el Pabellón Deportivo San Francisco de Ronda.

Desde el Puesto de Mando Avanzado se ha solicitado al Equipo de Respuesta Inmediata de Cruz Roja el despliegue de 900 camas que se distribuirán entre los distintos albergues, la misma cantidad de kits de aseo y anticovid, además de el avituallamiento para los albergados

Desalojos durante la noche

Además, durante la madrugada del sábado al domingo otras 16 personas eran evacuadas de la zona de Charco Azul, precisamente en Jubrique, sumando ya la cifra de 1.070 desalojados, la mayoría de ellos de Estepona.

Durante la noche, se ha continuado la lucha contra las llamas con la participación de 350 profesionales, 20 vehículos pesados de extinción y tres máquinas pesadas, a la espera de que durante esta mañana se incorporen varias decenas de medios aéreos (41, como en la jornada del sábado).

Las últimas estimaciones ascienden a 6.000 las hectáreas afectadas y apuntan a que buena parte de los 40 kilómetros de perímetro de las llamas ya se han dado por estabilizados. En la noche del sábado quedaban cuatro zonas que preocupan al Plan Infoca por la actividad del fuego y por ello esta madrugada han continuado los trabajos.

Fuego desde el miércoles

Noticias relacionadas

El incendio de Sierra Bermeja se declaraba el miércoles por la noche con dos focos iniciales ubicados en Jubrique y Genalguacil, pero el fuerte viento lo empujaba de forma constante hacia Estepona, provocando durante la primera madrugada cortes de carretera y los primeros desalojos.

Con ya más de mil personas desalojadas y la desgraciada noticia del fallecimiento de un bombero de Almería que colaboraba en los trabajos de extinción, este incendio de sexta generación y que, según las primeras investigaciones parece haber sido provocado, sigue por el momento sin estar controlado aunque la dirección del Infoca habla de avance y de "prudente y lenta mejoría" desde la jornada del sábado, cuando las condiciones climatológicas dieron cierta tregua a los equipos en la zona.