Salud mental

Catalunya impulsa un plan para reducir los suicidios e intentos un 15% en 2030

  • En 2019, hubo 441 suicidios y 2.600 personas sufrieron trauma o duelo, según datos de la Conselleria de Salut

  • El plan prevé una atención especial a las víctimas de violencia o abuso, mayores, enfermos crónicos, personas discapacitadas y pacientes con dolor extremo

Una joven agobiada.

Una joven agobiada.

2
Se lee en minutos
El Periódico

El 'conseller' de Salut de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha presentado este jueves un plan de prevención de los suicidios con el objetivo de reducir para el año 2030 la tasa de tentativas y de muerte autoinfligida en más de un 15% -más de un 20% en determinados colectivos. Argimon ha insistido que el punto de partida de estas actuaciones pasa por "romper tabús y hacer más énfasis en el acompañamiento y el apoyo, tanto a los propios supervivientes como a su entorno", según ha informado el departamento en un comunicado.

Una de las principales líneas de actuación será la de promover acciones de prevención y control de la conducta suicida "para dar una respuesta adecuada a cada situación y rebajar el estigma de la sociedad". También incorporará la atención a los supervivientes, la familia y los profesionales, y se activarán los circuitos de derivación a recursos de apoyo comunitarios, como las entidades de supervivientes. Asimismo, potenciará los puntos de activación y la mejora de la calidad del Codi Risc Suïcidi, un instrumento de monitoreo y seguimiento de las personas con conductas suicidas.

Se revisará el procedimiento de este código de riesgo en servicios de urgencias generales y otros servicios que no son de salud mental, para adecuarlo a las buenas prácticas y se articulará el teléfono 061 como "vía para la atención no presencial".

Colectivos clave

Noticias relacionadas

Habrá formación multisectorial -a profesionales de la atención primaria, educación social, centros penitenciarios y justicia juvenil- y se reforzarán acciones para mejorar la detección y abordaje en víctimas de violencia, abuso o situaciones límite, personas mayores, enfermos crónicos, personas discapacitadas, pacientes con dolor extremo o enfermedad avanzada y otros colectivos vulnerables. El plan prevé crear una comisión de seguimiento interdepartamental, uno de los objetivos de la cual será crear un sistema que integre el conjunto de datos de todos los agentes implicados en la atención al suicidio.

En Catalunya hubo 441 suicidios en 2019, de los que un 73% fueron hombres, y más de 2.600 personas sufrieron consecuencias traumáticas y de duelo; la tasa es más alta en personas con condiciones socioeconómicas desfavorables y hay más tentativas de mujeres que de hombres. El suicidio es la primera causa de muerte no natural en el conjunto de España desde hace más de una década y su impacto se ha visto más agravado aún por la pandemia del coronavirus. Según los datos oficiales aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 fallecieron 3.671 personas por suicidio (2.771 hombres y 900 mujeres). El número de muertes por esta causa creció un 3,7% con respecto al año anterior. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), son más de 800.000 personas las que mueren por suicidio al año en el mundo, convirtiéndose también en la primera causa en España de muerte no natural en personas jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 29 años (307 muertes por suicidio en el año 2019).