Medio Ambiente

Barcelona, Madrid, Sevilla y València prometen la neutralidad climática en 2030

  • Las cuatro ciudades se unen al reto europeo de que 100 urbes lideren la descarbonización 

  • Colau pide competencias para lograr el desafío y convoca a la Mesa para la Emergencia Climática para analizar la ampliación del Prat

Ambiente en la supermanzana de Sant Antoni, a principios de marzo

Ambiente en la supermanzana de Sant Antoni, a principios de marzo / Álvaro Monge

2
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

Barcelona, Madrid, Sevilla y València han firmado un precontrato climático con el Ministerio de Transición Ecológica por el cual las cuatro grandes urbes se unen al reto de la Comisión Europea de lograr que 100 ciudades de la Unión sean climáticamente neutrales antes de 2030. El plan busca acelerar el cumplimiento del acuerdo de París, por el que el mundo se comprometió a limitar el calentamiento mundial por debajo de los dos grados en comparación con los niveles preindustriales. En este contexto, prevé que las ciudades que se sumen al desafío sirvan como elemento catalizador del Pacto Verde Europeo y como ejemplo de que la neutralidad climática es posible antes del 2050.

“Las ciudades deben ser líderes y tener un papel clave en la acción climática”, ha apuntado durante la firma la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien ha animado al resto de ciudades españolas a sumarse a la iniciativa. De momento, otros ocho municipios españoles han mostrado su disposición a unirse y la convocatoria está abierta a más.

Las ciudades, pese a cubrir sólo el 3% de la superficie terrestre, emiten el 72% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, muchas urbes son más vulnerables a los impactos del cambio climático debido a su elevada densidad de población y a su ubicación y, por tanto, pueden ser un laboratorio donde poner en práctica las estrategias de biodiversidad y protección de la naturaleza y salud humana.

Las actuaciones

La firma del precontrato ha tenido lugar por parte de los cuatro alcaldes en el marco de unas jornadas celebradas en el Senado en las que han participado más regidores así como las ministras de Transportes y Movilidad Urbana, Raquel Sánchez; de Ciencia e Innovación, Diana Morant, y de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

En dicho marco, Ribera ha apuntado algunas de las actuaciones que las ciudades implicadas pueden llevar a cabo, como impulsar techos solares, la peatonalización o la rehabilitación energética. Gracias al Plan de Recuperación de la UE, el Gobierno prevé la rehabilitación de 30.000 viviendas en municipios pequeños, 250.000 techos solares y 3.500 pueblos con comunidades energéticas. Además, el Ministerio de Transformación Ecológica sacará el jueves a información pública la propuesta de directrices para que más ciudades pongan en marcha las zonas de bajas emisiones.

La petición de Colau

Noticias relacionadas

Precisamente Ada Colau ha presumido de que Barcelona es “innovadora” en soluciones climáticas y “pionera” en la aplicación de la zona de bajas emisiones, así como en la puesta en marcha de las supermanzanas, en detrimento del vehículo privado. La alcaldesa ha asegurado que el equipo municipal se suma con “toda la determinación” al reto de la neutralidad climática pero ha avisado de que los ayuntamientos necesitan “competencias, regulaciones y recursos” para que el compromiso sea posible.

Asimismo, ha anunciado la convocatoria de la Mesa de la Emergencia Climática, el 16 de septiembre, para que sus integrantes analicen dicho proyecto.