las 'nuevas' autopistas

31 kilómetros de atasco en Catalunya en el primer domingo sin peajes

La AP-7, tanto norte como sur, registra las mayores retenciones en la operación retorno

La autopista AP-7, a la altura de Maçanet, poco antes de la hora crítica de la operación retorno.

La autopista AP-7, a la altura de Maçanet, poco antes de la hora crítica de la operación retorno. / David Aparicio

1
Se lee en minutos
El Periódico

El primer domingo de operación retorno sin peajes en la mayor parte de las autopistas de Catalunya se ha saldado con una congestión de tráfico de 31 kilómetros de longitud en la autopista AP-7, en dirección sur, entre Fogars de la Selva y la Roca del Vallès. La caravana de vehículos, indicada en color rojo en la red de alertas del Servei Català del Trànsit, podría ser equiparable a la de otros fines de semana equivalentes, pero en esta ocasión no era factible atribuir el grueso principal de la causa de la retención a la presencia de las barreras de peaje.

La misma AP-7, pero en este caso en el tramo al sur de Barcelona, ha registrado la segunda mayor retención de la jornada. En este caso era de 23,5 kilómetros de longitud, a su paso por Vilafranca del Penedès. La ruta alternativa, de pago, la llamada autopista Pau Casals, ha sido utilizada por una parte de los conductores, suficiente como para que a la altura de Viladecans hubiera un kilómetro de circulación lenta, nada comparado con lo ocurrido en la AP-7.

Noticias relacionadas

La situación vivida esta tarde de domingo en la red viaria catalana no puede aún tomarse como patrón de lo previsible para los próximos meses, pero distintos estudios apuntan que el fin de los peajes puede situar estas varias autopistas muy a menudo a un paso del colapso, pues se prevén incrementos del tráfico de alrededor del 20%, no necesariamente los fines de semana, sino también en días laborables.