Con la maniobra de Heimlich

Un policía de paisano salva a una niña de morir asfixiada en València

  • La menor, que se había atragantado en un bar del paseo marítimo, agradeció la intervención al agente con un beso espontáneo

Un policía de paisano salva a una niña de morir asfixiada en Les Palmeres

Un policía de paisano salva a una niña de morir asfixiada en Les Palmeres

1
Se lee en minutos
Joan Gimeno

El pasado domingo, un agente de la policía local de Sueca que se encontraba fuera de servicio consiguió, con su rápida y acertada actuación, salvar la vida de una menor con aparentes síntomas de asfixia. La niña se encontraba con su padre en la terraza de un conocido bar del paseo marítimo de Les Palmeres (València) cuando empezó a mostrar síntomas de haberse atragantado con algún alimento. El agente, que había estado de servicio la noche anterior, al percibir la gravedad de la situación, se acercó para realizarle la maniobra de Heimlich, consiguiendo liberar el conducto respiratorio.

La niña, una vez repuesta y con el susto aún perceptible en su rostro, se acercó al policía para agradecerle con un espontáneo beso en la mejilla su ayuda. El padre, igualmente, agradeció la rápida y ejemplar actuación del policía, así como de un médico que se encontraba también en el local y que se acercó para prestar su colaboración. El policía, abrumado por los reconocimientos, indicó que, por encima de todo, están siempre las personas y su deber de actuar ante cualquier situación de emergencia. La mejor recompensa a su atuación fue sin duda el agradecimiento sincero de la menor.

Noticias relacionadas

«Una vez más, nuestra policía local demuestra su compromiso al 100% con el bienestar de la ciudadanía, sin importar las circunstancias que se den en el momento. Todo nuestro reconocimiento para el agente que no lo pensó dos veces y con su brillante actuación consiguió salvar la vida de esta niña, evitando así que la campaña estival finalizara de una manera trágica y amarga para todos», ha señalado el edil de Seguridad Ciudadana, Carlos Ramírez.