Operativo de búsqueda

Los Mossos sospechan que el padre que mató a su hijo llegó al aeropuerto de Barcelona

  • Creen que huyó del hotel en taxi tras asesinar al niño

Pasajeros en la terminal de salidas del aeropuerto de El Prat

Pasajeros en la terminal de salidas del aeropuerto de El Prat / JORDI COTRINA (Bcn)

1
Se lee en minutos
EFE

Los Mossos d'Esquadra prosiguen, de momento sin éxito, la búsqueda del padre del niño de dos años de edad asesinado la noche del pasado martes en un hotel de Barcelona, Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, por su presunta relación con la muerte del menor.

El hombre, economista, nacido en Argentina y nacionalizado español, de 44 años de edad, que mide 1,78 centímetros de altura y con el pelo rapado y la barba recortada, podría haber huido del hotel en taxi y habría llegado hasta el aeropuerto, aunque los investigadores, que están revisando las cámaras de seguridad del recinto aeroportuario, creen que no ha podido abandonar el país con su pasaporte.

Los especialistas de la policía autonómica en la búsqueda de reclusos huidos o que no regresan de permisos se han unido al grupo de homicidios que investiga el caso para tratar de localizar posibles paraderos del fugitivo.

Noticias relacionadas

De momento, están revisando todas las cámaras de seguridad de los lugares por donde habría pasado para tratar de recomponer su trayectoria fugitiva, mientras analizan llamadas de algunos ciudadanos que creen haberle visto en diferentes lugares de Catalunya, de momento sin resultado positivo.

Mientras la policía autonómica custodia el domicilio de la esposa del presunto asesino, hasta ahora el supuesto parricida no se ha puesto en contacto con ninguno de los familiares que tiene en España, como su padre, que lleva años viviendo en El Vendrell (Tarragona) y que, como el resto de la familia, desde el primer momento se puso al servicio de los investigadores.