Medio ambiente

El Gobierno plantea comprar terrenos en el Mar Menor para abrir un corredor verde

  • La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, descarta bombear de urgencia agua del acuífero.

Peces muertos en el Mar Menor

Peces muertos en el Mar Menor / EDU BOTELLA/EUROPA PRESS (europa press)

3
Se lee en minutos
Alberto Sánchez

Al décimo día de que el Mar Menor atraviese otra crisis ecológica con la aparición del cientos de miles de peces muertos en sus orillas, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha pisado el terreno para comprobar los daños medioambientales y para reunirse con los alcaldes y organizaciones ecologistas y vecinales con el fin de valorar las actuaciones que necesita la laguna para recuperarse, informa el diario La Opinión de Murcia, cabecera del grupo Prensa Ibérica. La vicepresidenta tercera del Gobierno central ha reclamado antes de todo el respeto a la comunidad científica, a las leyes que regulan la protección del Mar Menor y respeto también a los colectivos sociales implicados en el ecosistema. Ribera no ha mencionado actuaciones a corto plazo como las que plantea el Gobierno regional pero cree prioritario actuar en el origen del problema: la contaminación por nitratos del acuífero cuaternario del Campo de Cartagena y el Mar Menor.

Para ello, la ministra plantea entre otras opciones la de crear un corredor verde que cerque el Mar Menor y para ello no descarta la compra de terrenos agrícolas para su revegetación y el pago por servicios ambientales a los agricultores que cedan sus parcelas con el fin de crear infraestructuras 'verdes' que ayuden a retener escorrentías y vertidos con nutrientes que corran en superficie. Esta actuación estaría enmarcada en la nueva estrategia que el Ministerio quiere plantear para la cuenca vertiente al Mar Menor, una nueva visión del problema y de cómo abordarlo rechazando el plan Vertido Cero que se aprobó durante la última legislatura del Partido Popular en el Gobierno central. Ribera cree que este plan "está desfasado" e incluso descarta previsiblemente actuaciones de emergencia en el acuífero para bombear agua con el fin de rebajar el freático, como reclamaba el Gobierno murciano. "Los científicos señalan que el bombeado no tiene sentido", remarca la ministra, quien añade que el plan Vertido Cero "sobredimensionaba" la descarga del acuífero en las ramblas de la cuenca.

"Debemos dejar que el acuífero se asiente y estar seguros de que no se sigue cargando de nitratos", mencionaba la ministra, quien ha comunicado a los alcaldes que el plan antiguo del Ministerio mantendrá algunas actuaciones como el colector vertido norte, que ha finalizado la tramitación pública, el bombeo desde la rambla del Albujón que está operativo aunque con continuos fallos, o la desaladora prevista en el colector norte. El ministerio venía advirtiendo años que el plan era "faraónico" y que no reflejaba la realidad del Mar Menor: "El diseño original no es una respuesta adecuada para el sistema".

Más acciones desde el territorio

Ribera espera que el decreto del Gobierno regional para prohibir el vertido de nutrientes a través de las ramblas vaya acompañado del cumplimiento de las medidas cautelares aprobadas en la Junta de Gobierno de la CHS el pasado año y que cree que el Ejecutivo regional "no las está cumpliendo". Estas actuaciones son más restrictivas para la agricultura, al plantear la prohibición de fertilizantes orgánicos e inorgánicos en los primeros 1.500 metros del Mar Menor. La ministra, en lo que se refiere al acuífero, lo apuesta todo al futuro plan de ordenación de esta masa de agua subterránea, cuyo proyecto de redacción ya ha salido a concurso. "El acuífero se regenera; el sistema tiene una alta capacidad de regeneración, pero hay que dejar de verter".

Noticias relacionadas

Ha insistido en que no es tolerable que el Gobierno murciano lleve un año de retraso en la tramitación de los expedientes por regadío ilegal: "Si toleramos a los ilegales" que mantienen en riego sus parcelas sin derecho de concesión de agua, acabará por afectar a "los servicios públicos" y distintos sectores económicos como el turismo, la hostelería y el agrícola, una actividad económica a la que ha prometido una reunión la próxima semana junto con representantes de las comunidades de regantes para abordar actuaciones conjuntas en el Campo de Cartagena.

La propuesta para crear una comisión estatal que controle los proyectos de regeneración de la laguna, como han solicitado los colectivos sociales y ambientales, también será estudiada por el Ministerio.