Aulas abiertas

Así será el curso escolar 2021-2022

  • La actual incidencia del covid no permite regresar a la 'vieja normalidad', así que la vuelta al cole será muy parecida a la del año pasado

Vuelta al cole el año pasado en la Escola L’ Esperança.

Vuelta al cole el año pasado en la Escola L’ Esperança. / Ferran Nadeu

4
Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza.

Escribe desde Madrid

ver +

En mitad de la quinta ola de la pandemia, La Rioja y Murcia serán las primeras comunidades que levantarán el telón del nuevo curso. Será el 6 de septiembre. Un día después lo hará Madrid, como Melilla y Cantabria. En Catalunya habrá que esperar hasta el día 13. La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, se ha reunido esta mañana en Madrid con las comunidades para trazar las líneas generales de la vuelta al cole, que se parecerá mucho a la del año pasado. Estas son algunas claves.

Presencial

Al contrario de lo que sucedió el curso pasado (donde se impuso un modelo mixto que combinaba las clases presenciales con las virtuales a partir de 3º de la ESO), este año los alumnos y alumnas de todas las etapas educativas no universitarias asistirán a las aulas. La presencialidad será total, a no ser, lógicamente, que la pandemia dé un vuelco (algo poco probable) y haga reconsiderar la medida. Ninguna autonomía está en desacuerdo con la asistencia física a las aulas. Se trata de una medida prioritaria tanto para el Gobierno como para las comunidades por sus demostrados efectos positivos.

Mascarilla y ventilación

El uso obligatorio de mascarilla a partir de los 6 años y la ventilación constante y cruzada (con puertas y ventanas abiertas) se ha demostrado como una de las medidas más eficaces para prevenir contagios. Ninguna comunidad, según ha comentado la ministra Alegría a la prensa al termino de la reunión, ha solicitado la posibilidad de retirar la mascarilla en el patio. La distancia de seguridad será esta vez de 1,2 metros, en lugar del metro y medio que regía el año pasado. Otros clásicos pandémicos serán los termómetros a la entrada de los coles (menos en Catalunya y Euskadi) y el uso de gel desinfectante. El lavado de manos con agua y jabón es más efectivo, pero la realidad del curso pasado demostró que el gel se impuso al agua y jabón. ¿Podrán los alumnos más pequeños y de diferentes clases jugar juntos y mezclados durante los recreos del patio? Está por ver. Los técnicos sanitarios prefieren ser conservadores, aplicar el protocolo de manera estricta y dejar las posibles relajaciones para más adelante, cuando la incidencia el coronavirus no sea tan elevada. La ministra Alegría ha destacado que los grupos, cuando más 'estanques' sean, mejor.

Vacunación de jóvenes

La gran diferencia con la vuelta al cole del año pasado, es que ahora los profesores están vacunados (igual que en el resto de la población, los sueros no han sido obligatorios para los docentes, que se han inmunizado de manera masiva). Los jóvenes están empezando a recibir las inyecciones. Según los datos del Ministerio de Sanidad, el 61,7% de los que tienen entre 12 y 19 años ya han recibido, al menos, la primera dosis. Este es un punto fundamental y otra gran diferencia con el pasado curso.

Docentes de refuerzo


El Ministerio de Educación, ya en tiempos de la anterior ministra, Isabel Celaá, pidió a las autonomías que mantuvieran este curso escolar los 40.000 profesores extra que se contrataron el año pasado, donde las aulas de primaria e infantil redujeron el número de alumnos (20 en el caso de primaria). Este curso no está tan claro que las comunidades incluyan este punto en sus protocolos. Según denuncia el sindicato independiente de profesores ANPE, solo seis autonomías han anunciado que mantendrán los mismos refuerzos de docentes: Catalunya, Euskadi, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Castilla-La Mancha. En este apartado, la ministra de Educación ha recordado las transferencias económicas "inéditas" que han recibido los autonomías para reforzar la educación y, en consecuencia, contratar docentes. Alegría ha recordado los 2.000 millones del año pasado y los 13.500 que se comenzarán a repartir en septiembre. Esta cantidad es general para la recuperación económica tras el varapalo de la pandemia, con especial atención a los servicios sociales y educativos.

Familias en el cole

El curso pasado, padres y madres no pisaron los centros escolares. Toda la relación, incluidas las tutorías con los docentes, se realizó de manera 'online'. Este año, en principio, todo sigue igual. Pero la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA) exigen facilitar el acceso. “La pandemia ha sido una excusa para recortar la participación. Las familias tenemos derechos y obligaciones. Entre ellas, estar presentes en la escuela y formar parte del proceso educativo de nuestros hijos e hijas a través de las AMPA, de los consejos escolares y de sus diferentes comisiones”, explica una portavoz de CEAPA.

Noticias relacionadas

Extraescolares

El curso pasado, las extraescolares -donde se suelen juntar grupos de diferentes aulas- se recortaron mucho con el objetivo de prevenir contagios y brotes. A finales de curso, cuando la pandemia dio un respiro, muchos coles empezaron a organizarlas. El objetivo es tanto fomentar el deporte y el arte en los estudiantes como facilitar la conciliación de padres y madres. Este año, teniendo en cuenta que muchas de ellas se celebran al aire libre, es de suponer que vuelvan a ofrecerse tanto en los coles como en otros espacios deportivos y académicos.

La universidad, modelo mixto


Al contrario de lo que sucede en coles e institutos, la universidad todavía no apuesta por la presencialidad al 100%, a pesar de que la vacunación tiene amplía cobertura entre los alumnos y alumnas. Muchas facultades (todas son autónomas en su gestión, a pesar del trabajo de coordinación que ejerce el Ministerio de Universidades) han decidido impartir las clases durante el primer trimestre combinando la presencialidad con el modelo 'online'.