Delincuencia

'Impresioning' y 'bumping', las dos nuevas formas de robar en verano sin dejar huella

  • Los ladrones han dejado las tradicionales láminas de plástico utilizadas para abrir las puertas mediante el método del resbalón y se han actualizado con estos dos nuevos métodos de robo

Agentes de la Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional. / Miguel Lorenzo

1
Se lee en minutos
El Periódico

Las técnicas de 'impresioning' y 'bumping' se han convertido este años en las más utilizadas por los ladrones para robar en domicilios aparentemente vacíos y locales comerciales sin dejar huella en la cerradura.

Lo primero que hacen los amigos de lo ajeno es cerciorarse de que las viviendas y locales estén vacíos, algo muy habitual en esta época de verano cuando los ciudadanos aprovechan para salir de sus ciudades a disfrutar de unas merecidas vacaciones.

La Policía Nacional alerta de que los ladrones han dejado las tradicionales láminas de plástico utilizadas para abrir las puertas mediante el método del resbalón y se han actualizado con estas dos nuevas técnicas de robo: el "impresioning" y el "bumping".

En qué consiste el 'impresioning'

Utilizando este método, la cerrarura no se fuerza por lo que el robo en principio pasa desapercibido. Los ladrones atacan directamente al bombín o al cilindro. Introducen unas finas láminas de aluminio en la cerradura para conseguir el molde y así realizar una copia no autorizada de la llave de entrada. Esta técnica no deja huella a primera vista y solo ataca al bombín interior.

Los ladrones elegirán la vivienda con el bombín más obsoleto y tendrán en cuenta la marca de este, estudiarán las horas en la casa esté vacía.

Una vez hecha la copia de la llave, con esa lamina, el delincuente se hará un duplicado de la llave y así podrá entrar libremente cuando quiera en una vivienda como si el propietario le hubiese proporcionado una copia de la llave de su casa.

Qué es el 'bumping'

Noticias relacionadas

Para el 'bumping', los ladrones golpean con un martillo sobre una llave modificada que colocan en el cilindro y revientan la ceradura. Una vez que salten los pistones de la puerta, la llave maestra puede girar y abrir la entrada.

Para evitar estos asaltos, la Policía recomienda a los ciudadanos que no dejen indicios del abandono temporal de su hogar durante las vacaciones. Entre otros consejos es importante no filtrar demasiada información privada en redes sociales, así como no dar pistas -persianas cerradas a cal y canto o dejar el teléfono fijo activado- de la ausencia.

Temas

Verano Robos