En Catalunya

Cortes de electricidad, en Rodalies y la AP-2 por las fuertes lluvias del sábado

Los rayos provocaron fuegos en Tortosa, Pla de Santa Maria, El Vendrell y Sitges

Un rayo en la noche barcelonesa de este sábado.

Un rayo en la noche barcelonesa de este sábado. / Twitter

1
Se lee en minutos
EFE
El Periódico

Las fuertes lluvias de este sábado dejaron sin electricidad a unos 8.000 abonados en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) durante dos horas, al tiempo que obligaron a cortar la circulación de la R2 Norte de Rodalies, a causa de la caída de un árbol en las vías durante cinco horas, y la AP-2 para asegurar un cableado eléctrico. Son algunas de las actuaciones de las que ha informado Protecció Civil de la Generalitat que se han tenido que llevar a cabo debido a las tormentas registradas este sábado en Catalunya.

Estos fenómenos meteorológicos impactaron sobre todo en las comarcas de Baix Ebre y Montsià (Tarragona), Lleida y Priorat (Lleida), Maresme y Vallès Oriental (Barcelona) y La Selva, Gironès y Baix Empordà (Girona). Destacan asimismo los 70,33 mililitros de lluvia registrados en Espot (Pallars Sobirà, Lleida) en solo 24 horas y El Port del Comte (Solsonès), con 62,9.

Según el Meteocat, las tormentas dejaron cantidades muy irregulares, con menos de 5 mm en sectores de Poniente y más de 50 mm en puntos del Pirineo, sobre todo del Pallars Sobirà.

100.000 rayos

En el kilómetro 130 de la AP-2 se cortó la circulación durante unas tres horas en dos sentidos para asegurar un cableado eléctrico que podía caer a la vía.

Noticias relacionadas

Por otra parte, los rayos caídos durante las tormentas de ayer (100.000 detectados en la red de la Generalitat) ocasionaron fuegos en Tortosa (Tarragona), donde trabajó una dotación terrestre del cuerpo de Bomberos; en Pla de Santa Maria (Tarragona), donde acudió otra dotación terrestre; en El Vendrell, donde operaron cuatro dotaciones terrestres y un medio aéreo; y en Sitges (Barcelona), donde acudieron también cuatro dotaciones terrestres y un medio aéreo.

Ahir dissabte va acabar plovent arreu de Catalunya, fet poc habitual en plena canícula. Això sí, les tempestes van deixar quantitats molt irregulars, amb menys de 5 mm a sectors de Ponent i més 50 mm a punts del Pirineu, sobretot del #PallarsSobirà