Crisis climática

Estos son los mejores países para sobrevivir a un colapso del planeta

  • Un estudio británico concluye que cumplen los requisitos que permitirían capear un desastre total

Un paisaje de Nueva Zelanda.

Un paisaje de Nueva Zelanda.

1
Se lee en minutos
El Periódico

La crisis climática, con fenómenos meteorológicos cada vez más extremos, los conflictos bélicos, las hambrunas o las pandemias como la del covid-19 son factores que amenazan la vida en el planeta tal y como la conocemos. Un estudio publicado ahora en la revista 'Sustainability' identifica los países más seguros para sobrevivir a un eventual colapso global. Son cinco, empezando por Nueva Zelanda:

  1. Nueva Zelanda

  2. Islandia

  3. Reino Unido

  4. Australia

  5. Irlanda

¿Por qué estos países y no otros? ¿Qué características tienen y qué condiciones cumplen para calificarlos como los más seguros? Pues según el estudio elaborado por expertos de la Anglia Ruskin University, estos países tienen las siguientes características que los hacen ideales ante dicha situación de colapso: son capaces de cultivar alimentos y autoabastecerse, tienen la capacidad de proteger eficazmente sus fronteras de inmigraciones masivas indeseadas y tienen capacidad energética e industrial. Son islas de climas templados y con baja densidad de población.

Civilización en peligro

Los autores del estudio parten de la base de que la civilización actual está "en peligro" debido a una sociedad hiperconectada y que está causando un daño grave al medio ambiente. El colapso del que hablan podría venir, apuntan, de hechos como crisis financieras graves, del impacto de la crisis climática, de la destrucción de espacios naturales o de pandemias peores que la del covid-19, o una combinación de todos estos factores.

Noticias relacionadas

Los investigadores llaman a estos cinco países "botes salvavidas". En el caso del número 1, Nueva Zelanda, subrayan que es el que tendría más posibilidades de capear una crisis global debido a sus reservas de energía geotermal e hidroeléctrica, a su abundante agricultura y a su baja densidad de población.

De hecho, Nueva Zelanda se ha convertido en destino favorito de multimillonarios, que acuden a comprar propiedades en la isla. El precio de la vivienda se ha disparado por el efecto del covid y el terror climático y el Gobierno prevé atraer a más millonarios con sus nuevas políticas migratorias.