4 años de condena

Prisión para los acusados del incendio de Horta de Sant Joan 12 años después

El acuerdo entre las partes incluye 4 años de cárcel para uno de los acusados y 3 años y 9 meses para el otro

Uno de los incendiarios de Horta de Sant Joan, con el fuego a sus espaldas.

Uno de los incendiarios de Horta de Sant Joan, con el fuego a sus espaldas.

2
Se lee en minutos

Acuerdo judicial 12 años después del incendio de Horta de Sant Joan (Terra Alta), en el que cinco bomberos perdieron la vida y que arrasó 1.000 hectáreas de superficie forestal. Los acusados han aceptado penas de hasta cuatro años de cárcel y una indemnización cercana a los nueve millones de euros, según ha adelantado TV-3. La Fiscalía de Tarragona, la Generalitat, como acusación particular y los abogados de los dos acusados, han llegado a un pacto y no habrá juicio.

El 20 de julio de 2009, el incendio de Horta de Sant Joan tubo enormes consecuencias. Se calcinaron 1.000 hectáread de bosque del Parc Natural dels Ports, decenas de familias temieron por sus casas y durante su extinción murieron Ramón Espinet, Jaume Arpa, Pau Costa, Jordi Moré y David Duaigües, cinco jóvenes bomberos del Grupo de Actuaciones Forestales (Graf) de Lleida que no pudieron burlar al infierno y quedaron atrapados en medio del fuego. Josep Pallàs fue el único que se salvó pero sufrió heridas de gravedad.

Antonio Paz y Lorenzo Forner, los pirómanos hoy confesos de un delito de incendio forestal en concurso con cinco de homicidio por imprudencia grave y un delito de lesiones imprudentes, eran aspirantes a bombero. Y decidieron prender fuego en plena canícula estival. En su día declararon que no valoraron el peligro que la hoguera podía acarrear y que en ningún momento les movió una voluntad pirómana. Uno declaró que se llegó a quitar la camiseta que llevaba para auxiliar a su compañero en apagar el pequeño juego que se extendió a causa de una "brisita endemoniada", mientras el otro imputado lo negó.

Cuando fueron detenidos, meses más tarde, los Mossos hallaron al menos 15 fotografías donde los acusados aparecen retratados, con apariencia de poca preocupación, delante de una columna de humo. Entonces ingresaron a prisión, pero muy pocos días. Abandonaron la cárcel tras depositar una fianza de 6.000 euros. De hecho, el juez instructor consideró que el incendio no fue accidental sino con dolo.

Noticias relacionadas

En un principio, el juicio debía de celebrarse en la Audiencia de Tarragona y con la presencia de un jurado popular. La fiscalía reclamaba para cada uno de los imputados 19 años de prisión. Tras el pacto, uno de ellos ingresará cuatro años en la cárcel y el otro, tres años y nueve meses. Sin embargo, deberán asumir una indemnización cercana a los nueve millones de euros para la familia de los bomberos muertos, para pagar a los propietarios de los terrenos arrasados por las llamas, así como para cubrir los gastos de la extinción del incendio y por el impacto medioambiental.

A ojos de la justicia, Paz y Forner son los únicos culpables de la desgracia de Horta de Sant Joan. La Audiencia de Tarragona archivó en su día la causa abierta también contra Carles Font, el máximo responsable de guardia en el despliegue de los bomberos en el incendio. El tribunal consideró que las bases para inculpar a Font, el Delta 0 durante los trabajos de extinción, no resultaron "suficientemente acreditadas”. Por un lado, porque fue posible ubicar dónde estaba el jefe de guardia de los bomberos, según testimonios, tanto en las horas previas como en el momento del “atrapamiento” mortal. Por otro lado, porque se consideró probado que este mando no ordenó un cambio de estrategia en las labores de extinción de las llamas.

Temas

Incendios