EN BARCELONA

Detenido por robar doce veces en un mes en una droguería y una farmacia de Gràcia

  • El presunto ladrón acumula 17 antecedentes por delitos violentos

El autor de una serie de robos violentos en una droguería y una farmacia de Gràcia.

El autor de una serie de robos violentos en una droguería y una farmacia de Gràcia. / MOSSOS D'ESQUADRA

1
Se lee en minutos
El Periódico

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un ladrón multirreincidente por seis robos violentos y tres hurtos en una misma droguería y otros tres robos en una farmacia del distrito barcelonés de Gràcia desde principios del mes de junio. La policía catalana ha informado este domingo de que el juez ha enviado a prisión al ladrón, que acumula 17 antecedentes por delitos violentos y al que se achacan asimismo otros dos robos en el distrito de Sarrià, y a otra persona también detenida que, al parecer, le acompañaba de manera puntual en alguna de sus fechorías.

El pasado día 14, los Mossos recibieron un aviso de una droguería de la calle Còrsega, que pertenece a la misma cadena de la que había sufrido los robos en Gràcia, informando de que el vigilante de seguridad tenía retenida a una persona que acababa de cometer un robo en la tienda. Los Mossos, que estaban detrás del ladrón tras las denuncias presentadas por los dos establecimientos de Gràcia que sufrieron los primeros robos, comprobaron que se trataba de la misma persona.

Noticias relacionadas

Hasta en 12 ocasiones

El ladrón había robado hasta en doce ocasiones en una droguería de la calle Roger de Flor y en una farmacia de la ronda General Mitre, con un modus operandi similar: la primera vez amenazaba e intimidaba de forma verbal a los empleados, de manera que en sus siguientes 'visitas' podía robar fácilmente, aprovechándose del miedo que había generado en ellos. El delincuente, que había llegado a entrar a robar hasta en dos ocasiones en el mismo establecimiento el mismo día, se llevaba productos que luego revendía para comprar droga. Según los cálculos de los propietarios, de la droguería se llevó productos por valor de 1.100 euros, y de la farmacia, valorados en 700 euros.