Igual que Catalunya

Navarra prevé aplicar el toque de queda y limitar las reuniones a 10 personas

El Gobierno foral lo pedirá a la autoridad judicial el lunes para que se aplique a partir del día siguiente

Varias personas se concentran en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, donde tradicionalmente se entona el ’Pobre de mí’ para despedirse de los Sanfermines, a pesar de no haberse celebrado.

Varias personas se concentran en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, donde tradicionalmente se entona el ’Pobre de mí’ para despedirse de los Sanfermines, a pesar de no haberse celebrado. / EUROPA PRESS / EDUARDO SANZ

1
Se lee en minutos
El Periódico

El Gobierno de Navarra ha decidido aplicar el toque de queda entre la una y las seis de la madrugada en los municipios cuya tasa de incidencia de Covid-19 se encuentre en el nivel de riesgo extremo (incidencia mayor de 250 por 100.000 habitantes a 14 días y mayor de 125 por 100.000 a 7 días), lo mismo que aplica Catalunya a partir de este viernes, una vez la decisión ha sido avalada por la justicia.

Además, el Gobierno ha decidido limitar las reuniones a un máximo de diez personas en exteriores y dejar en suspensión la regulación que permitía comidas populares, pasacalles o espectáculos taurinos en la calle.

Hasta el 29 de julio

El Ejecutivo foral quiere que las medidas entren en vigor en la noche del martes al miércoles y se mantengan en vigor hasta el 29 de julio. Para ello, presentará las medidas al Tribunal Superior de Justicia de Navarra el próximo lunes.

La consejera de Salud del Gobierno foral, Santos Induráin, ha anunciado este viernes la aprobación de estas medidas ante el incremento de casos de Covid-19 en Navarra. "Consideramos que son las medidas mínimas imprescindibles para intentar recuperar el equilibrio que hemos perdido", ha dicho.

Una intervención quirúrgica

Noticias relacionadas

"El paquete de medidas obedece a una idea muy clara, que las medidas sean las mínimas imprescindibles para garantizar la protección de la comunidad, para contener contagios a un nivel tan alto, y que sean asumibles por la sociedad. Buscamos una intervención quirúrgica y que tenga la menor afectación posible en la vida social, económica y emocional", ha señalado.