Restos arqueológicos

La estación de Metro de Gran Vía en Madrid reabre tras más de 1.000 días de obras

  • La presidenta madrileña cierra uno de los quebraderos de cabeza del Ejecutivo regional durante casi tres años

Isabel Díaz Ayuso accede a la estación de metro de Gran Vía, inaugurada tras su remodelación.

Isabel Díaz Ayuso accede a la estación de metro de Gran Vía, inaugurada tras su remodelación. / EUROPA PRESS / RICARDO RUBIO

2
Se lee en minutos
El Periódico

Metro de Madrid reabre este viernes su estación de Gran Vía y su conexión con Sol tras permanecer más de 1.000 días en obras por la aparición de restos arqueológicos que han postergado en reiteradas ocasiones estos trabajos, arrancados en 2018. Tras más de 11 millones de euros, estos trabajos concluyen y la estación dará la bienvenida de nuevo a los más de 44.000 usuarios que la transitaban y que el Ejecutivo autonómico prevé que se incrementen en 22.000 más con la conexión directa con la estación de Sol.

Estas obras de modernización han pasado ya por cuatro presidentes regionales, desde la aprobación de las mismas por Cristina Cifuentes a sus sucesores Ángel Garrido --quien fuese luego consejero de Transportes-- y Pedro Rollán, hasta la actual dirigente regional, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta madrileña cierra uno de los quebraderos de cabeza del Ejecutivo regional durante casi tres años. Fue el 22 de agosto de 2018 cuando se localizó la estructura del ascensor original que diseñó el arquitecto Antonio Palacios y el Gobierno autonómico comenzaba a conjugar la necesidad de "garantizar el patrimonio de todos" y avanzar en las obras de esta estación. Además, esta obra también estuvo afectada en 2020 por el estado de alarma del covid-19, que ralentizó aún más estos trabajos de modernización. Con esta reapertura los trenes volverán a hacer parada en Gran Vía y la red recuperará la única estación que conecta las líneas 1 y 5.

Ayuso inauguró este jueves la estación, que describió como una parada 4.0, accesible y "con alma", que conjuga "el patrimonio" de la región con la "modernidad". "Imagino la cara de los que han trabajado este tiempo aquí cuando vieron que en la obra había materiales de farmacia, almacenaje, monedas... Es otro de los contrastes que caracterizan a la región", aseguró la presidenta tras visitar el templete que corona ahora la parada y posteriormente hacer un recorrido por sus instalaciones junto a la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, y el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez.

El templete

Por otra parte, desde el Gobierno regional han recordado que Gran Vía es una de las ocho primeras estaciones con las que contó Metro de Madrid en su inauguración en octubre de 1919, a cargo del Rey Alfonso XIII. Su nombre original, en 1919 y 1920, fue el de Red de San Luis, para cambiar después a su nombre actual. No obstante, durante la época de Franco recibió el nombre de José Antonio, y recuperó de nuevo el de Gran Vía en 1984.

Isabel Díaz Ayuso en la inauguración de la estación de metro de Gran Vía, recién remodelada.

/ EUROPA PRESS / RICARDO RUBIO

Noticias relacionadas

El elemento más característico que tuvo entonces es el templete del arquitecto Antonio Palacios, que sirvió de hito de acceso a la antigua estación de Metro. La remodelación de la estación incluye una réplica en superficie y ya está prácticamente finalizado. Solo queda pendiente la colocación de los vidrios sobre la marquesina metálica que cubre la zona de acceso hacia el ascensor de calle.

Ubicado entre las calles Montera y Gran Vía reproduce de la manera más fiel posible la solución original que Antonio Palacios proyectó para acoger el punto de acceso a la antigua estación y recupera el gran valor simbólico que el tuvo durante los años en los que estuvo en funcionamiento.