Casi la mitad de los conductores fallecidos en 2020 consumió alcohol o drogas

  • El Instituto de Toxicología ha detectado que el 48% de los muertos al volante ingirió sustancias adictivas, el mayor porcentaje desde el 2010

Accidente de tráfico en la A-132 entre Huesca y Ayerbe, cerca de Esquedas, este lunes, en el que ha habido un fallecido y dos heridos.

Accidente de tráfico en la A-132 entre Huesca y Ayerbe, cerca de Esquedas, este lunes, en el que ha habido un fallecido y dos heridos. / Efe / Javier Blasco

3
Se lee en minutos
Patricia Martín
Patricia Martín

Periodista

Especialista en sanidad, igualdad, violencia machista, infancia, consumo

Escribe desde Madrid

ver +

"Tenemos un problema con el alcohol, pese a que hemos hecho todo lo que dice el manual". Así de pesimista se ha mostrado este martes el máximo responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, tras conocer que casi la mitad de los conductores fallecidos (en concreto el 48,7%) en las carreteras en 2020 había consumido sustancias adictivas, fundamentalmente alcohol. Se trata del mayor porcentaje de los últimos diez años, según refleja la memoria del Instituto Nacional de Toxicología difundida este martes, que este año incorpora, por primera vez, las autopsias realizadas por los institutos de medicina legal de Catalunya, Euskadi, Aragón y Murcia, lo que permite tener conclusiones más fidedignas de toda España.

El estudio comparado desde 2010 muestra una tendencia al alza del número de conductores con resultados toxicológicos positivos, si bien el año pasado se produjo un incremento considerable, de un 3,2%, que no está directamente relacionado con que durante el confinamiento duro y los meses posteriores aumentara el consumo de alcohol, tabaco o cannabis. Por el contrario, los datos del Observatorio Español de Drogas y Adicciones difundidos en marzo indican que estas adicciones descendieron desde el inicio de la pandemia, mientras que el uso de hipnosedantes sin receta aumentó ligeramente.

Por lo tanto, la mayor presencia de alcohol y drogas en los conductores fallecidos no "quiere decir que todo el mundo circule bebido", según ha precisado Navarro, si no que a medida que se producen menos muertos al volante - y en 2020 hubo un 21% menos de víctimas mortales por las restricciones de movilidad-, se incrementa el porcentaje de quienes fallecen debido a los efectos de las sustancias o por la ausencia de medidas de retención. "Vamos a un escenario en el que sólo se matarán quienes hayan consumido drogas o no lleven puesto el cinturón", ha avisado el director de la DGT.

Casi todos hombres

El balance indica que en Catalunya el porcentaje de positivos es menor a la media (el 45%), mientras que en Andalucía, la otra autonomía con más fallecidos, la proporción es mayor al conjunto de España (55%). Y los datos disgregados por autonomías permiten conocer también que la mayoría de positivos se producen los días laborables, pero en Catalunya, en los rangos de edad hasta los 44 años, así como de 55 a 64 años, la mayoría de accidentes mortales se produjeron los fines de semana o festivos.

En el conjunto nacional, el 95% de los fallecidos al volante con resultados toxicológicos positivos fueron hombres, lo que demuestra que "si solo hubiera habido mujeres conduciendo, en vez de 291 muertes [bajo los efectos de sustancias], hablaríamos de 15, debemos aprender de las mujeres y su responsabilidad", ha reflexionado el director del Instituto Nacional de Toxicología, Antonio Alonso, quien ha recordado que el censo de conductoras no es mucho menor al de conductores.

Altas tasas

Asimismo, la memoria concluye que el alcohol sigue siendo la sustancia más consumida por los conductores fallecidos (el 31%), seguida de la cocaína y el cannabis (el 20% dieron positivo a drogas) y, en tercer lugar, de los psicofármacos (el 13%). Y las tasas de alcohol son altas: el 78,5% de los que bebieron presentaban una tasa igual o superior a 1,2 g/L, lo que supone un "alto riesgo para la conducción", según ha destacado Alonso.

Respecto a la edad, la franja mayoritaria de los conductores con resultados positivos fue de 25 a 54 años (el 68,4%).

Los peatones

Noticias relacionadas

Además, el año pasado se produjo también un incremento de los peatones fallecidos por atropello con resultados positivos a sustancias adictivas. 4 de cada 10 (el 41%) habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos, el mayor porcentaje desde hace cinco años.

Si bien, las características del consumo y los perfiles de los fallecidos son diferentes a los de los conductores. El 76,8% de los peatones fueron varones y 23,2% mujeres. El estudio revela una mayor prevalencia en mayores de 65 años. Y las sustancias más consumidas fueron el alcohol, seguido muy de cerca por los psicofármacos y, en tercer lugar, de las drogas.