Zafarrancho anticovid

Los primeros jóvenes vacunados en Lleida llegan de Barcelona

Consiguieron la cita para inmunizarse en cuanto Salut activó la web que acabó colapsándose el miércoles

Jóvenes menores de 30 años se vacunan contra el covid en el Pavelló 11 de setembre de Lleida. En la foto, Xavier, de 18 años. / JORDI V. POU / VÍDEO: ACN / LAURA CORTÉS

1
Se lee en minutos
Elisenda Colell
Elisenda Colell

Redactora

Especialista en pobreza, migraciones, dependencia, infancia vulnerable, feminismos y LGTBI

Escribe desde Barcelona

ver +

Del área metropolitana de Barcelona a Alcarràs (Segrià, Lleida) para vacunarse contra el covid. Es lo que han hecho al amanecer del primero de julio decenas de jóvenes ávidos de inmunizarse. En cuanto se anunció el miércoles que la franja de edad 16-29 años entraba en el zafarrancho de la vacunación en Catalunya, lograron cita en la web de Salut que acabó colapsada en cuestión de minutos.

A las puertas de las escuelas municipales de Alcarràs, el 'vacunódromo' del Segrià, algunos se hace 'selfies' para inmortalizar el gran momento. Ya han recibido una dosis de la vacuna. “Hace meses que intentamos vacunarnos, y ayer vimos que había sitio en Alcarràs y no dudamos en venir”, explica Álvaro Fernández, 22 años, estudiante de Esade y vecino de Sant Gervasi. Junto a dos compañeros de clase se ha levantado a las siete de la mañana para cubrir en coche los 170 kilómetros que hay desde Barcelona. “Mañana nos graduamos y teníamos pensado irnos todos a una cena”, añade Andrea Onandia, de Matadepera.

Contagiados tras Sant Joan

Explican estos universitarios que al menos la mitad de su compañeros de clase se han contagiado en los rebrotes de junio. Diez de 20. “Sobre todo después de Sant Joan: la gente ha salido a las discotecas y se ha ido a la Cerdanya o la Costa Brava y es un continuo de casos. Nosotros ahora estamos más tranquilos”, dice Oriol Luis, el chico que les ha traído hasta Alcarràs. Andrea, dice, prefirió pasar la verbena si salir de casas. “Sabíamos que iba a pasar, sólo teníamos que esperar a que nos pusieran la vacuna”.

Claudia y Martina, de 18 y 19 años, posan tras vacunarse, en Alcarràs.

/ JORDI V. POU

Noticias relacionadas

Andrea Onandia explica que ella era de los que tenía miedo a ponerse la inyección. “Ahora lo tengo clarísimo, ojalá lo hubiéramos podido hacer antes”, cuenta. Para celebrarlo, tienen previsto viajar a México a finales de este mes. 

Al menos la mitad de la cola de los vacunados en Alcarràs proceden del área metropolitana barcelonesa. “Había tanta demanda que petó la web y vienen todos aquí. En realidad es buena señal, pero luego hay gente de aquí, del pueblo, que se tiene que ir a Lleida o Tremp para vacunarse”, se quejan algunos vecinos.