Se ensañó con ella y la torturó

La Guardia Civil cree que El Tuvi torturó a Wafaa disparándole con una escopeta

Los buzos recuperan la ropa interior y los pantalones en la segunda inspección del pozo, junto con otros elementos que serán investigados

Agentes de la Guardia Civil llevan a cabo un minucioso rastreo en el pozo de la finca de Carcaixent.

Agentes de la Guardia Civil llevan a cabo un minucioso rastreo en el pozo de la finca de Carcaixent. / PERALES IBORRA

2
Se lee en minutos
Teresa Domínguez / Ignacio Cabanes

El equipo conjunto de Homicidios de la Guardia Civil de València y de la UCO no solo está convencido de que el asesinato de Wafaa Sebbah es un crimen sexual, sino que además su presunto asesino, El Tuvi, se ensañó con ella y la torturó. Esa es la conclusión a partir de la situación en que se encontró el cuerpo, los datos extraídos, de momento, de la autopsia y la presencia de seis balines recuperados por ahora en el cadáver, que prueban que le estuvo disparando con un rifle de aire comprimido.

Durante la recuperación del cuerpo, el forense ya detectó un primer balín, pero sus compañeros recuperaron cinco más durante las primeras horas del estudio del cuerpo en el Instituto de Medicina Legal (IML) de València, a lo largo de la mañana del viernes.

La mayoría estaban en el pecho y los brazos, por lo que infieren que recibió los disparos antes de ser arrojada al pozo de 15 metros en cuyo fondo fue encontrada la joven en la mañana del pasado jueves, 17 de junio, y que lo hizo para amedrentarla y someterla después de que se negara a mantener relaciones sexuales con él, como pretendía desde hacía meses. De hecho, varias amigas de Wafaa y de David S. O. han declarado que tenía «obsesión» con la joven.

Los investigadores y los forenses no descartan hallar más balines en el cuerpo, cuyo estudio está siendo lento precisamente por el grado de minuciosidad, unido al grave deterioro del cadáver por la mala conservación de los tejidos dado el tiempo transcurrido desde el asesinato —exactamente 18 meses— y el medio en el que ha estado —agua y lodo—.

Precisamente ayer, regresaron los investigadores al pozo de riego de Casa Vidalet, la finca de Carcaixent donde se encuentra el foso, para realizar una segunda inspección con el mismo equipo de la semana pasada, formado por dos agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y otros dos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim). Los buzos, como el otro día, fueron descendidos por los de Montaña hasta el fondo del pozo y grabaron con cámaras subacuáticas todo el interior, una vez reposada el agua tras la intervención del jueves pasado.

Una vez localizados más restos óseos y las prendas que faltaban, extrajeron de nuevo cada elemento, así como otros que tendrán que ser analizados para saber si tienen relación con el crimen. Los agentes recuperaron tanto el pantalón como la ropa interior de Wafaa, lo que ayudará a los forenses a establecer si sufrió, como parece, evidente, una agresión sexual por parte de su verdugo.

El hermano cumple la condena en Madrid

Noticias relacionadas

El hermano mayor de El Tuvi, Juan S. O., de 36 años, cumple en la prisión madrileña de Estremera la larga condena impuesta por un tribunal de Eslovaquia por el asesinato, en 2021, de una pareja a la que había conocido en España y a la que supuestamente mató en un crimen de carácter sexual, exactamente la misma motivación que habría tenido su hermano en el asesinato de Wafaa siete años después.

Juan O. S. fue arrestado en Sueca cuatro semanas después del doble crimen —al hombre lo acuchilló y a su novia la estranguló— y extraditado a Eslovaquia. Tras ser juzgado y condenado, sus padres consiguieron traerlo a España en 2015, y desde entonces cumple aquí la sentencia.