Fin de la protección facial en el exterior

Simón aconseja llevar siempre "una mascarilla en el bolsillo" por si acaso

  • "Que nos la podemos quitar no significa que nos la tengamos que quitar. Si alguien la quiere seguir llevando, bienvenido sea", explica

Fernando Simón, en el Ministerio de Sanidad

Fernando Simón, en el Ministerio de Sanidad / J. Hellín / Europa Press / Pool

3
Se lee en minutos
Olga Pereda
Olga Pereda

Periodista

Especialista en educación y crianza

Escribe desde Madrid

ver +

La pandemia sigue descendiendo en España, pero la mascarilla -una protección colectiva frente al covid- no va a desaparecer de nuestros bolsos o mochilas. Este fin de semana, el Gobierno modificará la ley por la que impuso su uso en todos los lugares salvo en el domicilio particular. A partir del sábado, ya no será obligatorio llevarla al aire libre siempre y cuando se respete la distancia interpersonal. Eso no significa que nos la tengamos que quitar obligatoriamente. “Que nos la podemos quitar no significa que nos la tengamos que quitar. Si alguien la quiere seguir llevando, bienvenido sea. Podemos llevar todos una en el bolsillo”, acaba de explicar Fernando Simón en su habitual comparecencia semanal ante la prensa.

El portavoz técnico del Ejecutivo en la pandemia ha añadido que el miércoles, tras el Consejo Interterritorial de Sanidad, se darán todos los detalles de las situaciones concretas en las que podremos no usar mascarilla en el exterior. Simón ha subrayado que al eliminar esa protección deberemos "aplicar mejor el resto" de medidas anticovid. Por ejemplo: la distancia interpersonal.

Andalucía, la única comunidad cuya incidencia supera los 150 casos por 100.000 habitantes (la media española está en 92), se ha mostrado un tanto reticente a la posibilidad de retirar la mascarilla en los exteriores. ¿Podrá alguna comunidad autónoma seguir obligando a sus ciudadanos a llevarla en el exterior? “No lo sé. No soy abogado”, ha alegado Simón, que al mismo tiempo ha destacado que el cambio normativo será muy concreto y específico y no dejará espacio a las dudas.

A pesar de la modificación legal, los fabricantes españoles de mascarillas mantienen sus perspectivas sobre su producción. Así lo han fuentes de la Asociación Española de Fabricantes de Mascarillas, Batas y EPI (OESP) y dos de las empresas que en los últimos meses se han destacado por su producción, una en Alcalá de Henares (Madrid) y otra en Béjar (Salamanca), informa Efe.

¿Es recomendable que los mayores -un sector de población con un índice altísimo de vacunación- sigan usando mascarilla? “No hay que tener miedo, pero sí prudencia”, ha recomendado Simón tras recordar que la efectividad general de las vacunas es del 90% y eso significa que uno de cada diez vacunados no desarrolla la inmunidad.

Informe de vacunación

Precisamente, el Ministerio de Sanidad ha hecho público un informe sobre el impacto de los viales en las residencias, donde vive el sector de población más vulnerable al coronavirus. El estudio empezó en diciembre, cuando Araceli, de 96 años, recibió la primera vacuna en Guadalajara, y terminó en abril. Los datos confirman que los sueros ofrecen a los residentes un 71% de protección frente a la infección (sintomática o asintomática), un 88% frente a la hospitalización y un 97% frente al fallecimiento.

Noticias relacionadas

La vacunación sigue con velocidad de crucero en España, aunque ha registrado un ligero descenso debido a un problema con la llegada de Janssen. El 30% de la población ya tiene la pauta completa y el 49% al menos tiene una dosis. Esta semana se recibirán cuatro millones de viales, la mayoría de Pfizer, con lo que Sanidad piensa llegar a tiempo para el gran hito de finales de agosto: alcanzar la inmunidad de grupo con el 70% de la población inyectada. 

¿Se puede torcer todo de nuevo, como ya vimos en 2020? Sí. Es poco probable, pero se puede. ¿Puede que volvamos a usar mascarilla en todos los espacios? Sí. Es poco probable, pero puede suceder. “No hay que marcar a fuego nada. Esta pandemia nos ha dado varias lecciones. Entre ellas, que no hay que descartar medidas y que las medidas se ajustan a la situación de la epidemia. No merece la pena marcar calendarios estrictos", ha concluido el doctor Simón.