La leche materna de vacunadas e infectadas contiene anticuerpos pero no virus

  • Dos estudios del CSIC y el Hospital Clínico de València "sugieren que la lactancia es un vehículo de transmisión de anticuerpos" de la madre al bebé

La leche materna de vacunadas e infectadas contiene anticuerpos pero no virus
3
Se lee en minutos
P. M.

La leche materna, aparte de tener las múltiples propiedades ya conocidas, puede contener anticuerpos contra el covid. Dos estudios españoles han concluido que la leche de personas tanto vacunadas como han pasado la infección presentan anticuerpos frente al SARS-CoV-2 y, por el contrario, no se ha detectado ni rastro del virus. En una segunda fase, se estudiará si esos anticuerpos tienen efecto en la microbiota, el sistema inmune y el desarrollo del lactante. Si bien, según una de las investigadoras, María Carmen Collado, los estudios ya “sugieren que la leche es un vehículo de transmisión de anticuerpos” de la madre al recién nacido.

Los trabajos han sido liderados por el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) -dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)- y por el servicio de pediatría del Hospital Clínico de València. Y son los primeros sobre esta materia realizados en España y los primeros a nivel mundial en comparar los efectos de varias vacunas.

La primera investigación se dirigió a determinar la presencia, concentración y persistencia de anticuerpos de covid en la leche materna. El ensayo se desarrolló en colaboración con el grupo de la investigadora Gloria Sánchez del IATA-CSIC, que lidera el rastreo del coronavirus en aguas residuales. Y la principal conclusión es que no se detectó el ARN del virus en ninguna de las muestras de leche materna analizadas y, además, la mayoría de los análisis presentó anticuerpos específicos frente al virus, con una gran variabilidad entre las mujeres que han participado en los ensayos.

Tipos de anticuerpos

El estudio determinó la presencia de anticuerpos (inmunoglobulinas) IgA, IgG e IgM frente a proteínas estructurales del SARS-CoV-2, como el denominado Receptor Binding Domain (RBD), una parte esencial del virus que le permite infectar las células, así como frente a proteínas no estructurales, como la proteasa principal (MPro). Los anticuerpos IgA se encontraron en mayores niveles.

Según la doctora Cecilia Martínez Costa, del servicio de pediatría del Hospital Clínico Universitario de València, “los resultados sustentan de forma evidente la importancia de recomendar la lactancia materna de forma sistemática en todos los casos en los que la madre tenga poca o nula sintomatología”.

Y el segundo estudio analizó la presencia de anticuerpos en función del tipo de vacuna. Así, se analizó la leche de 75 mujeres, 30 de ellas vacunadas con la pauta completa de Pfizer, 21 con las dos dosis de Modera y 24 con el primer pinchazo de AstraZeneca. Y en todos los casos se produjo un aumento de anticuerpos frente a SARS-CoV-2, mucho más intenso tras la segunda dosis, si bien el hallazgo varió en función de la inmunización recibida.

Diferencias

Además, se ha encontrado diferencias entre las madres infectadas de forma natural y las vacunadas, en la mayor presencia de un tipo u otro de anticuerpo. Además, algunas de las mujeres que fueron vacunadas habían pasado la covid-19, y, tras la primera dosis de vacuna, su leche presentaba niveles de anticuerpos equivalentes a mujeres sanas con las dos dosis. Esto concuerda con la información que sugiere que individuos que han pasado la enfermedad alcanzan la inmunidad medida en sangre con una única dosis.

Noticias relacionadas

Tras estas conclusiones, el grupo multidisciplinar continuará trabajando para estudiar el impacto de las nuevas variantes de coronavirus en la leche materna, su persistencia tras la infección y la vacunación y el efecto de la pauta completa de AstraZeneca.

“La lactancia materna es una prioridad y necesitamos más estudios para ver si esos anticuerpos son realmente neutralizantes y el papel protector en los niños”, señala María Carmen Collado. Ambos estudios se encuentran ahora en proceso de publicación por parte de diferentes revistas científicas.